Entrevista a Noah Histeria: todavía tenemos mucho que decir, tenemos carpetas y carpetas de ideas

Noah Histeria son un grupo de estilo rock progresivo procedente de Xàtiva (Valencia). En 2014 sacaron un EP homónimo. Actualmente están debutando con Hautefaye, que todavía resuena tras casi dos años desde su salida y sigue recibiendo grandes críticas. Vamos a conocer un poco más este trabajo y su peculiar historia ya que, tras verlos en directo el pasado febrero, tenía la necesidad de conocer más de cerca este grupo.

Volvemos a entrevistaros en Rock Culture para no perderos la pista. Antes de nada, ¿qué tal estáis?

Pues estamos bien, tranquilos, con menos carga de trabajo en lo musical que de costumbre, ya que nos quedan sólo dos fechas para acabar la gira y el trabajo ya está hecho. Además, ésta es una época del año en la que no nos es posible ensayar apenas. Así que algo desconectados del bullicio del underground, pero con mucha ilusión por visitar Madrid y Alicante para cerrar esta etapa.

Después de tocar en festivales como el Resurrection Fest o el Tótum Revolútum, ¿en qué festivales os gustaría tocar tanto a nivel nacional como internacional?

Nosotros no somos de soñar demasiado a lo grande, esto de tocar en festivales es un regalo o así lo vemos nosotros. Nuestro objetivo gordo era tocar en el Be Prog, creo que si el festival hubiese durado uno o dos años más, hubiéramos estado ahí, pero no va a poder ser. Tocar en el Rock The Coast, que ha embebido de alguna manera parte de la esencia beproggera, sería ahora esa gran ilusión. En cuanto a nivel internacional, pues todo lo que viniera sería bien recibido, eso sí, quizás en mejores condiciones que en 2014, cuando tuvimos que ir a París en monovolumen (y evitando peajes, haced cuentas) para tocar en la Final Europea del Emergenza.

Noah Histeria Resurrection Fest
Noah Histeria Resurrection Fest. Foto: Iria López

¿Qué buscáis encontrar en el público durante los conciertos?

Buscamos conexión, que cierren los ojos para volcar todos sus sentidos en la escucha. Cada vez lo vemos más en los conciertos, percibimos ese silencio del público, esas sonrisas cuando bajan las persianas de sus párpados. Quizás yo lo veo más al estar en primera línea. Cuando eso sucede es que hemos conseguido lo que pretendíamos, es que estamos sonando bien, es que banda y público somos uno en ese momento. A nosotros también nos llega esa vibración de la gente que nos escucha. Esa sensación es mágica.

Ya ha pasado un tiempo desde que publicasteis Hautefaye. ¿Esperabais la acogida que recibió tanto por parte del público como de los medios?

En realidad, habíamos trabajado para intentar llegar a ese público. Digamos que, aunque siempre ponemos casi todos los huevos en la cesta de la composición, producción y grabación, esta vez nos habíamos dejado unos cuantos para la cesta de la promoción y todo lo que implica. Ésta es la parte desagradable de la música, que nosotros hacemos casi tapándonos la nariz y es precisamente por eso por lo que no creo que lleguemos a mucho más a nivel de proyección nacional e internacional, nos gusta demasiado poco. Pero vamos, que en este disco le dimos cera y llegamos a parte del público friki-progger, mayormente el que viene de escuchar el prog de los 70 y 80 y algunos de las nuevas generaciones. Son poquitos, pero son de los nuestros y nos hemos hecho familia.

La acogida fue muy buena porque, probablemente, lo que hicimos con Hautefaye fue bueno. El tiempo es el algodón que no engaña, y el tiempo me ha ido confirmando algo que yo ya me olía cuando parimos Hautefaye: que era algo que tenía valor, que tenía frescura y que no se iba a marchitar fugazmente por ir de la mano de una moda pasajera. Lo volví a escuchar hace 3 días en el coche, ya hacía tiempo que no lo hacía, y volví a sentir que aquello fue la conjugación de muchas cosas que se ordenaron y se hicieron bien. Creo que el público y los medios (que también son público) han entendido Hautefaye de una manera muy similar a como lo entendimos nosotros porque tenemos un perfil muy parecido al de nuestro público. Estamos muy agradecidos por ello.

En una entrevista que os hicieron hace un tiempo comentabais que teníais planes de sacar disco en 2020. ¿Estos planes siguen en pie? Si es así, ¿podéis darnos alguna pista de qué tratará?

No, no siguen en pie. Tardará más, pero llegará, lo que no sabemos es cuándo. Vamos a cerrar una etapa, va a haber cambios, los cambios duelen, estamos todavía en el proceso de lamernos las heridas, pero volveremos a hacer música en algún momento. Hace 3 años largos que no hacemos música de una manera seria, con disciplina de trabajo. Lo echo muchísimo de menos y espero que pronto podamos encontrarnos en el punto anímico para poder hacerlo. Creo que todavía tenemos mucho que decir, tenemos carpetas y carpetas de ideas individuales que no se han puesto todavía en común. Cuento las horas para ponernos a cocer Hautefaye II… o lo que surja, me da lo mismo.

Hautefaye, por lo que conocemos, cuenta la historia de un pueblo francés donde se produjo uno de los primeros casos documentados de histeria colectiva por la contaminación por filoxera procedente de la cepa de uva Noah. ¿Por qué os interesó un tema tan peculiar para crear todo lo que hicisteis alrededor de él?

Roger, el guitarrista primigenio de lo que llamamos proto-Noah, vino con esa historia cuando buscamos nombre de banda desesperadamente. Nos gustó y de ahí surgió el nombre de Noah Histeria, el cual evocaba ese contraste, esa dualidad calma-tormenta que caracterizaba nuestros primeros conatos de canciones. La historia daba demasiado juego como para no usarlo a posteriori. Álex tuvo la idea de construir la parte lírica de un álbum conceptual alrededor de esta historia. Nos pusimos manos a la obra, dejamos que nuestras influencias cinéfilas germinaran alrededor y salió Hautefaye. Me siento especialmente orgulloso de las letras del disco, creo que constituyeron la guinda del pastel y la razón por la que mucha gente se ha enganchado a Noah, una banda con influencia marcadamente americana a la que le da por cantar en castellano para hacerse entender y que le entiendan.

Noah Histeria

Actualmente no es muy común ver que en un grupo haya teclista pero, después de ver al vuestro en directo, desde luego debería haber muchos más. ¿Qué buscáis representar en las canciones con un instrumento como éste?

Javi es el brujo, es Wizafut, es el músico que toda banda querría tener en sus filas. Javi es la diferencia, es el que hace que Noah suene al menos algo diferente a las bandas que nos flipan y a la nueva ola de prog. Los sintes tienden a representar, a modo de música programática, a Wizafut, el mago que busca desesperadamente enterrar los designios de las profecías que anuncian la llegada del Coloso. Pero la masa siempre hace oídos sordos a los aguafiestas que desaprueban los cantos de sirena del poder que oprime y subyuga. Javi es el aguafiestas.

La última vez que hablamos con vosotros no teníais pensado aventuraros a tocar fuera de nuestras fronteras. ¿A día de hoy lo veis posible?

Posible sí, probable no. Los 5 hemos ido construyendo nuestras propias vidas y esas vidas no casan demasiado bien con giras europeas, aunque sólo sean de dos semanas. Será difícil, pero estamos abiertos, aunque ya no es algo que nos haga tanta ilusión como antes. Nos gusta tocar, sí, pero cada vez nos gusta menos el precio que hay que pagar por tocar de cualquier manera, en cualquier condición. Eso ya lo hemos vivido, el cuerpo se resiente y no disfrutas ni conectas ahí arriba lo que tu público merece. Menos es más, cada vez tocamos menos, pero creo que cada vez sonamos mejor. Supongo que nos hemos hecho mayores en estos siete años.

Noah Histeria

Teniendo en cuenta lo creativos que sois, si pudieseis ponerle música a alguna obra literaria, ¿cuál sería la elegida?

En Noah hay, sobre todo, bastante gamer. Me sé de varios que darían un pie por ponerle música al próximo Kingdom Hearts, por ejemplo. Javi ha puesto BSO a algún corto de animación ya, así que lo veo capaz de dar el gran salto pronto si se lo propone.

Gracias por vuestro tiempo. ¿Os gustaría dejar algún mensaje para los lectores de Rock Culture?

Pues que es de bien nacido ser agradecido. Desde Noah, tenemos mucho que agradecerte a Alfonso, Jorge y todos los secuaces que formáis la preciosa familia de Rock Culture. Ojalá nos veamos pronto en alguna movida tipo Prog Culture que montéis. Y desde aquí, desearos un triunfazo en el próximo Rock Culture Fest, que menudo cartelón que os gastáis este año. Todo lo que hacéis es parte de esta pequeña pero imparable movida del underground que llamamos #MarcaDelSudeste.

noah-histeria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.