Entrevista a Juan Giner, de Noah Histeria (II): “En Hautefaye II vamos a dar un paso adelante, en cuanto al sonido y a la propuesta”

juan-noah-histeria

(Parte I)

Volviendo al Resurrection Fest. Este año vuelve a juntar un cartel de aúpa, en el que Noah Histeria está presente. ¿Cuales son las bandas nacionales e internacionales que recomendaríais al público?

Lo que más disfrutaré será ver a mi banda hoy en día favorita, The Contortionist. Además van Leprous, Jinjer y unas cuantas bandas más que me atraen bastante, lo disfrutaré mucho.

Entre las nacionales me quedaría con Ciconia, y obviamente Dawn of the Maya, porque es su concierto de despedida y hay que respetar a gente que sigue siendo tan joven y pero con 14 años dándole que te pego. Creo que va a ser un concierto que merecerá mucho la pena. Aathma, una banda que tiene muy buena pinta, y Pürpura, de Valencia, muy amiguetes nuestros, son otras de las bandas que no me perderé.

Tocar allí puede ser una de las cotas más altas para Noah respecto a público, ¿qué va a suponer el Resurrection Fest para Noah y qué va a aportar Noah al Resu?

Para Noah es un salto, pero creo que lo que más va a aportarnos es que, dentro de nuestro reducido círculo, saben que un grupo de Xátiva, de Valencia, va a tocar en el Resu. El mero hecho de que la gente sepa que hemos tocado allí será más importante que el momento de tocar.

Vamos a abrir el festival el jueves, seremos la primera banda que toque. Sabemos que la gente se lo toma con calma para ir entrando. Nuestra actuación es de media hora, sabemos que cuando la gente empiece realmente a entrar nosotros ya habremos terminado. No podremos llamar la atención de la gente porque muchos no van a darnos la oportunidad, simplemente porque no se van a enterar de que Noah ha estado allí. Habrá algunos que vayan a propósito a vernos, pero precisamente esa gente ya nos conocen y ya están un poco “convencidos”. Pero hay que valorar que la gente sabe que vamos a tocar en el Resu, creo que es lo más importante. Como concierto obviamente va a ser muy especial, pero no creo que signifiquen un antes y un después. Además a nosotros los conciertos cortos, por la fisonomía de las canciones, no nos acaban de venir bien. Vamos a tener que descartar canciones del disco, elegiremos las que creamos que podemos defender mejor en un concierto corto.

Respecto a lo que Noah va a aportar… creo que no hay una propuesta demasiado parecida a la nuestra. No lo digo en un sentido negativo ni positivo, simplemente creo que tenemos un sonido propio. Hay gente que lo podrá considerar más fresco, otros no; pero si hay alguien que quiera escuchar una propuesta en la que las canciones te llevan por caminos que pretenden ser inicialmente inescrutables, para que todo acabe alcanzando un sentido, les recomendaría nuestro concierto.

El otro día en Radio3 nos decían compañeros de otras bandas que les habíamos impresionado mucho. No eran muy fans del progresivo pero lo que les había interesado era que les embarcábamos en un viaje en el que había distintas fases que fluían bien entre ellas. No las veían como pegotes o cambios innecesarios, todo tenía un sentido. Pese a no habernos escuchado nunca, musicalmente le encontraban un sentido a las cosas que íbamos diciendo y cómo las íbamos conduciendo. Trabajamos mucho las estructuras para hacer que en ningún momento la música deje de fluir. Yo creo que es eso lo que aportaremos.

 

HOY EN DÍA EL TÉRMINO CONCEPTUAL ESTÁ MUY MANIDO. LO CONCEPTUAL ESTÁ DE MODA, Y A TODO SE LE PONE ESA ETIQUETA.

 

De hecho, recuerdo una tarde en la que estaba escuchando Hautefaye, y uno de mis hijos se acercó a preguntar qué escuchaba y comencé a explicarle las cosas que yo percibía: los sonidos asociados a la naturaleza, al coloso, al fluir del agua, a las luchas, etc, y el chaval terminó alucinando con vuestra forma de ir mostrando y enlazando todos esos conceptos.

Rascar en un disco de esa manera es la esencia de un disco conceptual. Hoy en día el término conceptual está muy manido. Es decir, lo conceptual está de moda, y a todo se le pone esa etiqueta. Yo no digo que nuestro disco sea más conceptual que el resto, pero cuando dijimos de hacerlo, aceptamos el reto y sumimos todas las consecuencias. Es muy difícil, nos costó muchísimo, porque eran mil detalles, y lo que no queríamos hacer era que ese disco conceptual estuviera articulado sólo con la voz, con voces impostadas en función de los personajes que iban apareciendo, sino por las texturas que íbamos creando con los instrumentos. Y que ciertos rifajes más pesados evocaran al Coloso y otros más oníricos remitieran a la naturaleza. Los sintetizadores tuvieron ahí un peso muy grande. Porque al final, tener un tío tan bueno como Javi, con la enorme amalgama de sonidos que utiliza, hace que lo que tú estás pintando en tu lienzo pueda tener más colores, más tonos. Eso te permite pisar otros climas y otros ambientes. Esos detalles son los que realmente queríamos reflejar.

Noah histeria

¿Y qué planes a futuro tenéis? No sé si más allá del Resu tenéis algo confirmado algún concierto más.

Estamos trabajando en una pequeña gira que probablemente hagamos a partir de octubre o noviembre. Intentaremos ir a las ciudades más importantes, bajar al sur, ir al norte, ya que no hemos pisado nunca sitios como el País Vasco ni muchos otros. Nos gustaría volver a Galicia para hacer un concierto en sala. Somos conscientes perfectamente de que en festivales al aire libre como el Resu nadie espera que nuestro sonido sea demasiado nítido. Somos una banda de sala, como todas las bandas que intentan tener un control del sonido de una manera más depurada. Tenemos mucho público en la zona de Vigo, igual es por el Resu, no lo sé. Serán unos pocos conciertos, pero intentaremos que vyan lo mejor posible.

Y probablemente, cuando se acabe el 2018, empezaremos a ver qué puede ser Hautefaye II.

Algo teníais ya grabado, ¿verdad?

Grabado no, lo que tenemos son cosas compuestas, aunque no están cerradas. Hay borradores. Sí es cierto que en Hautefaye descartamos una canción, una que ya teníamos montada, de muchos minutos. La descartamos con todo el dolor de nuestro corazón, para hacer viable el proyecto. Para ser el primer disco de una banda, ya lo llevábamos bien con 43 minutos. Además nos venía muy bien el hecho de fueran 43, nos redondeaba la parte lírica. Decidimos dejarla para el siguiente. Probablemente la desmontemos, la desmenucemos de nuevo, hay ideas muy buenas.

Llevamos un tiempo compaginando ensayos para directos con una canción nueva, estamos muy ilusionados con ella. Cuando acabemos una canción la maquinaria irá moviéndose a mayor velocidad y empezarán a salir cosas a un mayor ritmo. Aunque a nosotros nos cuesta barbaridades componer, porque le damos muchas vueltas, no podemos ensayar tampoco todo lo que nos gustaría. Cerrar una canción para nosotros es una especie de milagro. Es imposible que saquemos un disco cada 2 años, nuestra cadencia tiene que ser cada 3. Nuestro objetivo es tener nuevo disco para 2020, no para 2019. A partir de ahí la gestión del tiempo será la que será.

En algún momento, cuando dejemos de presentar este disco y tengamos uso exclusivo del poco tiempo del que disponemos para componer, nos tendremos que poner en modo compositivo.

No le damos muchas vueltas cuando las canciones ya están hechas, cuando hay un borrador en el que creemos, ya no le damos tantas vueltas sobre todo a nivel de estructura, que es lo que te puede volver loco. Le damos vueltas a nivel de arreglos, pueden cambiarse algunas cosas porque crees que es mejorable, pero sí que tiramos para adelante si lo consensuamos entre los cinco. Una de las cosas que nos ralentiza mucho pero nos hace ir sobre seguro es que somos una democracia participativa total. No hay mayorías simples. Si los 5 no estamos convencidos, no sale adelante. Tiene que haber consenso. Es como nosotros trabajamos y es por lo que las cosas cuestan, teniendo en cuenta que se ensaya dos veces a la semana como mucho. Y como mucho 2 horas eficientes, después de un día de trabajo, llegar por la noche y ponerte a pensar cuesta lo suyo.

 

CON HAUTEFAYE II VAMOS A DAR UN PASO ADELANTE, QUIZÁS EN LAS TEXTURAS, O EN EL ENFOQUE DE LAS GUITARRAS. PERO SE CONSERVARÁ LA ESENCIA DE NOAH.

 

¿Continuaréis con el mismo concepto de Hautefaye, con el mismo imaginario?

Hemos planteado que va a ser Hautefaye II. Siempre hemos dicho que Hautefaye es la historia de una derrota que tendrá continuación. Seremos consecuentes. Eso no quita que en un momento determinado el cuerpo nos pida salsa y digamos, bueno, quizás aparcamos Hautefaye II y ahora van a salir estas cosas que son las que tenemos que decir. Pero yo diría que va a ser Hautefaye II, con la misma temática, con giros argumentales que ya tenemos en la cabeza a nivel lírico. A nivel instrumental, aunque van a tener la misma esencia, sin duda vamos a dar un paso adelante en algo, no sé exactamente en qué: quizás en las texturas, en el enfoque de las guitarras, pueden ser muchas cosas a nivel incluso del gear que utilicemos…pero desde luego no vamos a estar en el mismo punto. Esto ya lo hemos hablado. Va a haber un paso importante, un paso en cuanto al sonido y a la propuesta, pero desde luego se conservará la esencia de lo que es Noah, e intentaremos no hacer canciones eternas que sean una sucesión de pegotes, ésa es nuestra prioridad. Todo tendrá un sentido e irá caminando hacia algo que queramos decir.

Igual termináis con una carrera parecida a la de The Dear Hunter, que cuando lo necesitan meten un trabajo fuera de su línea principal, y todos ellos son muy muy buenos.

Es que esa gente…estás hablando de uno de mis grupos preferidos. Qué voz. Lo primero y más importante es que la voz guste. Hay bandas increíbles, con propuestas brutales, pero al final lo que te engancha es la voz. Y ellos lo tienen. Luego lo demás también es increíble.

Eso es algo muy personal de cada uno, pero a mí me pasa: descarto grupos, seguro que buenísimos, por la voz.

Es normal, es el único instrumento que no se puede arreglar con un pedal, o con mayor o menor compresión. Evidentemente se pueden hacer cosas, pero tu no puedes comprar a Gibson el timbre de la voz. Es una característica propia de la fisionomía de una persona, de hecho los timbres impostados, cuando quieres imitar a un cantante que te mola, se ven a la legua. Las grandes voces son aquéllas que resuenan por todas las cavidades de la cabeza, incluso las nasales. Eso por ejemplo Elsa (Le Mur) lo tiene a rabiar.

Hay bandas que son increíbles y que acabas poniendo en un escalafón inferior por la voz. Siempre pongo el mismo ejemplo. A mí me flipa Haken, pero la voz…Es muy buena voz, y es una voz educada, pero creo que su punto fuerte son los graves medios, y debido a la complejidad de su composición lo mandan a agudos, a falsetes, y él no está cómodo, se le nota a la legua. Igual que Dream Theater. Liquid Tension Experiment me gustan más porque no está La Brie. No soy un superfan de DT, pero sí de LTE.

¿Cuales serían tus voces de referencia?

Maynard, de Tool, de A Perfect Circle, de Puscifer, los 3 proyectos suyos me flipan. Creo que él cambió la manera de enfocar las voces dentro del metal alternativo de los 90. Creo que propuso una nueva de forma de cantar, en la que se podía cantar agresivo con voz de ángel. Fue un antes y un después. Me encanta también la voz de Michael Lessard de The Contortionist, y la de Ian Kenny de Karnivool, ambos beben muchísimo de Maynard. Otras voces que me encantan son la de Jeff Buckley, que me parece superlativo, o la de Brandon Boyd de Incubus. Muchos hemos crecido con esa voz y con la voz tan particular (y poco formada) de Chino Moreno de Deftones.

Muchas gracias por tu tiempo Juan. Nos vemos en el Resu 😉 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.