Entrevista a TALLAH: “La acogida ha sido increíble”

Son jóvenes, con mucha energía y están dispuestos a romper con todo. Ellos son Tallah, una banda de Pennsylvania que debutó con su primer disco el pasado mes de octubre y dieron mucho que hablar entre el público aficionado al nu metal. Matriphagy es el título de este debut (pincha aquí para leer nuestra reseña), un disco con el que lograron captar la atención de muchos fans y prensa musical. Gira alrededor de una historia digna de película de terror psicológico, con un sonido demoledor el cual va subiendo de intensidad canción tras canción acompañado de la narrativa. Se trata de un debut de esos que son para recordar. No todas las bandas pueden presumir de alcanzar este nivel a la primera. Como dijo Julio César: “Veni, vidi, vici”.

Detrás de este proyecto está Max Portnoy, quien además de ser el batería de la banda también es el compositor principal, a excepción de las letras. En Rock Culture hemos querido saber un poco más sobre Matriphagy y así nos lo cuenta en esta entrevista.

English version

¡Hola, chicos! En primer lugar, desde el equipo de Rock Culture os queremos agradecer esta entrevista. ¿Qué tal estáis? 

Max: Bastante bien, teniendo en cuenta todo esto del 2020.

Hace tres meses que salió Matriphagy. ¿Cómo ha sido la recepción de vuestro primer álbum?

Max: La acogida ha sido increíble. Hemos estado hypeando un álbum debut durante casi 2 años y nuestros fans, que han estado con nosotros desde el principio, están más que contentos de poder escuchar al fin un disco nuestro. A los singles también les ha ido sorprendentemente bien, hemos recibido mucha más atención de lo que imaginábamos, y la gente está titulándolo “Álbum del año”, ¡lo cual es una locura!

La verdad es que la presentación que preparasteis fue una pasada: la cárcel estatal Wilow Glen con esa ambientación tan tétrica y vosotros tocando el álbum entero en primicia. Además, los fans se llevaron la sorpresa de encontrar a Alex y Mewzen como guitarrista y DJ respectivamente, ya que no habían aparecido antes en ningún concierto. ¿Cómo fue la experiencia de grabarlo? 

Max: Filmar y grabar ese lanzamiento fue increíble. Pudimos trabajar con Hate5six, que hace un trabajo increíble, y todos lo hemos estado siguiendo durante mucho tiempo, así que colaborar con él para este estreno fue un honor. Pudimos poner en escena realmente la ubicación en la que tocamos para que se ajustara a la visión artística y la imagen del álbum, con toneladas de referencias escondidas por todo el escenario, lo cual fue divertido de pensar y montar. Como tú decías, este fue el debut de Alex y Mewzen tocando con nosotros, y a los fans les encantó, lo cual es genial, porque ambos encajan perfectamente. De hecho, Mewzen lleva tocando con nosotros desde hace un tiempo, ya que grabó los scratches y los samples en el álbum cuando lo grabamos a principios de 2020

Para alguien que no os ha escuchado todavía, ¿cómo definiríais el sonido de Tallah? ¿Qué influencias tienen mayor peso?

Max: El sonido de la banda se inspira mucho en la música pesada en general. La etiqueta con la que nos definimos a nosotros mismos es “Nucore”, que creemos que encaja bastante bien con nuestro sonido. Tomamos influencia del hardcore y el nu metal, pero también lo fusionamos con lo que creemos apropiado. Hay toneladas de influencias de otros géneros y estilos mezclados, por lo que es realmente difícil encasillar exactamente lo que somos, pero no hay muchas bandas de Nucore, y ese título siempre nos ha parecido adecuado.

En 2018 sacasteis el EP No One Should Read This, el cual contiene cinco de las canciones que están en Matriphagy. Sobre el resto de canciones, ¿fueron compuestas posteriormente al EP o son de la misma época y se quedaron fuera de la selección?

Max: Cuando se escribió el EP No One Should Read This, se pretendía que sólo fuera un EP independiente de 5 canciones. Pero cuando firmamos con Earache Records, a ellos realmente les encantó ese EP y querían que cogiésemos esas 5 canciones y las combinásemos con 6 nuevas canciones. Al principio estábamos un poco escépticos, ya que esas canciones eran parte de un concepto y no queríamos mezclar otras canciones sin sentido con ellas, así que fue entonces cuando Justin y yo decidimos que podíamos expandir el EP y su historia en un LP. De esta manera, cuando tocó componer el nuevo material, fue divertido tener esa perspectiva y tratar de desarrollar la historia y las canciones que ya teníamos en el EP.

Matriphagy es un álbum conceptual, cuyas letras narran una historia pero también las instrumentales la acompañan. Por ejemplo, en Cottonmouth o Murder Seed vais hacia sonidos más extremos y es ahí cuando la historia alcanza un punto bastante fuerte. ¿Fueron las instrumentales compuestas a propósito, o fue la letra la que se adaptó a ellas? 

Max: Las instrumentales siempre se escriben primero. Cuando escribo y hago una demo, termino una demo instrumental para enviársela a Justin para que comience a escribir sus letras y voces, por lo que la mayoría de las veces, la inspiración de lo que debería tratar la canción o lo que debe transmitir es el resultado de cómo suena el instrumental. Sin embargo, cuando escribí el “nuevo” material de Matriphagy, le pregunté a Justin un par de veces qué planeaba hacer al expandir el concepto, y dónde se llenarían los huecos de la historia. Así que había algo de conocimiento previo de lo que estaba sucediendo en la historia en el momento en que yo compuse las instrumentales, pero las instrumentales no se solidificaron totalmente hasta que éstas estuvieron prácticamente terminadas.

¿Hay algún tema que sea especial para vosotros? Ya sea porque os guste más tocar en directo, porque lo relacionéis con un momento especial para la banda…

Max: Personalmente, mi favorita del álbum es No One Should Read This, ya que tiene algunos de mis riffs favoritos y partes de batería que he escrito. La canción simplemente pega muy fuerte y mantiene su agresividad de principio a fin, lo cual me encanta, y la interpretación de Justin en ella fue genial. Pero si estuviéramos hablando de una canción relacionada con un momento especial, diría Placenta, porque esa fue verdaderamente la primera canción terminada de Tallah, y después de eso, realmente marcó el camino de lo que iba a ser la banda y la dirección en la que se dirigiría.

La historia que cuenta Matriphagy es digna de película de terror psicológico. ¿Cuáles fueron las referencias y/o fuentes de inspiración para crear algo así? ¿Volveríais a hacer algo así, quizá siguiendo esta historia?

Justin: ¿Podría? Nunca lo había pensado así. Las películas de terror me dan miedo, así que no me gusta mucho escribir cosas así. Creo que el próximo álbum probablemente será algo más apto para todos los públicos…

Habladnos sobre cómo evolucionó la idea inicial para Tallah a lo que sois hoy en día. ¿Habéis cumplido vuestras metas para este primer trabajo? ¿Qué objetivos tenéis ahora mismo de cara al futuro?

Las metas se cumplieron absolutamente desde el primer día de formación de Tallah. Tenía una visión muy específica cuando comencé a formar la banda en septiembre de 2017, pero simplemente no estaba seguro de cómo llegar allí y cuáles eran los detalles específicos de este sonido y visión que tenía. Pero con el tiempo las cosas empezaron a hacer click y a tener más sentido, y pude conseguir que esa visión se solidificase y saliera, y todos clavamos absolutamente este disco en el estudio lo mejor que pudimos, y puedo decir que todos estamos totalmente orgullosos del producto final y cómo llegamos aquí.

Este año ha sido bastante jodido para el mundo de la música, especialmente porque los conciertos han tenido que cancelarse. ¿Qué os gustaría hacer en cuanto la situación esté mejor? 

Salir y hacer giras como lo habíamos planeado. Teníamos un montón de giras y conciertos programados, pero todos se cancelaron. Hemos aprovechado al máximo lo que podemos hacer en la cuarentena, y todavía estamos avanzando, pero sé que estamos listos para volver a tocar.

¿Estáis aprovechando esta época sin conciertos para componer material nuevo, o todavía es muy pronto para ello?

Nunca es demasiado pronto si tienes la inspiración y la motivación para escribir. No puedo hablar mucho sobre esto, pero hay muchas cosas entre bambalinas que nadie sabe todavía, y estamos emocionados de tenerlo ya terminado y listo para el mundo.

¿Os gustaría hacer una colaboración algún día en un disco? Si es así, ¿con quién?

Max: Todo se sabrá a su debido tiempo.

Muchos dicen que el metal está muerto, pero nosotros creemos que es al revés. Hay muchas bandas jóvenes con mucho potencial que no tienen nada que envidiar a otras más grandes. ¿Nos hacéis algunas recomendaciones? ¿Con cuáles os gustaría compartir escenario?

Max: Gran parte de mi música de metal favorita hoy en día proviene de bandas más pequeñas y jóvenes como nosotros. He estado muy interesado en Ailiph Doepa por un tiempo, y no hace mucho lanzaron un álbum doble (Exormantis // Plasma ~ The World). Definitivamente son la banda de metal más interesante y emocionante con la que me he encontrado en mucho tiempo. Otro gran es Guerilla Warfare, esos tipos son la hostia y están destinados a alcanzar más fama en los próximos años. Recomiendo encarecidamente echarles un vistazo.

Hablando de compartir escenario, contadnos cómo vivisteis la experiencia en la gira de No One Should Read This. ¿Qué echáis de menos y qué es lo peor?

Max: Hacer giras durante ese período de EP fue curioso. La primera gira que hicimos fue antes de que incluso hubiéramos lanzado una canción. Nadie sabía quiénes éramos y no nos importaba una mierda. Probablemente deberíamos haber sido arrestados varias veces en ese entonces y de alguna manera lo esquivamos cada vez. Si lograste vernos en ese entonces, felicidades.

Seguro que tenéis alguna anécdota para recordar.

Max: Tenemos muchas historias divertidas, pero los demás probablemente no estarían tan felices si las contase. A Justin y a mi nos vomitó un random cuando estábamos en un tren en Chicago de gira y luego otros nos mandaron callar por reírnos. Entonces eso sucedió.

¿Conocéis algún festival español? ¿Os gustaría venir a tocar a nuestro país? Encajáis bastante bien en el Resurrection Fest.

Max: Conozco el Resurrection Fest y sería un sueño tocar allí. Si podemos asistir a cualquier festival, lo aceptaríamos, ¡nos morimos de ganas de volver a salir!

Muchas gracias por vuestro tiempo para esta entrevista, ¡esperamos veros en directo pronto!

Iria López
Fotógrafa y amante de la música, uno en mi trabajo mis dos grandes pasiones.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,083FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte