Entrevistamos a Alexis Marshall (Daughters) en el ATG: ‘Cuando toco en directo me gusta estar conectado con el público’

Entrevista a Alexis Marshall (Daughters)

Primer día de festival, a eso de las 6 de la tarde nos encaminábamos al Press Barn para entrevistar a, nada más y nada menos, que a Alexis Marshall, vocalista de Daughters. Siempre que tratamos con personalidades tan curiosas del mundillo del rock y metal, nos sube una especie de nerviosismo a causa de no saber qué nos íbamos a encontrar.

Tras unos cuantos minutos de espera, el imponente Alexis aparece por la puerta. Elegante como casi nadie en un festival de música, su presencia se torna muy agradable. Parece ser que todas aquellas locuras que habíamos visto y oído de sus shows quedaban relegadas al escenario. Tras un breve y cordial saludo nos disponíamos a comenzar la entrevista. Sin duda alguna, una de las mejores que jamás he hecho. No todos los días tienes la oportunidad de encontrarte con una inteligencia tan viva y con una personalidad tan arrolladora como la de Alexis. Pudimos hablar del último disco de Daughters, You Won’t Get What You Want, de sus próximos shows en España (como ya os contamos aquí) y, por suerte, de su parte más intima cristalizada en su trabajo como poeta. ¡No os lo perdáis!

  • En primer lugar, muchas gracias por tu tiempo y por darnos la oportunidad de intercambiar unas palabras contigo.

Alexis: Para eso estamos (sonríe)

  • Bueno, ¿cómo va todo en la banda?

Alexis: Está yendo muy bien. Estamos haciendo muchos shows en festivales. Aquí, en Polonia, en el Popfest, en el Brutal Assault. Es un poco cansado, sorprendentemente. Pura formalidad.

  • Quiero hablar un poco de vuestro nuevo álbum, You Won’t Get What You Want. Creo que es uno de los mejores discos que he escuchado últimamente, así que, ¿qué nos puedes contar de su creación en términos de creatividad y demás?

¿De la forma de poner las ideas en común, verdad? Pues fue un proceso muy duro, hubo un montón de problemas relacionados con el tiempo, puesto que no vivimos en el mismo sitio. Nos llevaba muchísimo tiempo poner las ideas en común, en parte por la falta de motivación también. Oh, hay una paloma gigante volando por aquí (se distrae momentáneamente mirando a una paloma que ha entrado al recinto) Bueno, lo siento (sonríe) Trabajábamos de tal forma que teníamos que poner nuestras ideas en un Dropbox, mandarnos emails entre nosotros, discutir y demás. De tal forma que tardábamos semanas para cualquier fragmento de música que compusiéramos. Luego ya lo grabamos juntos.

  • En este álbum mezcláis un montón de géneros como noise, math rock e incluso influencias de música electrónica. ¿Hay alguna influencia que quieras remarcar o que haya sido de especial interés para la creación de You Won’t Get What You Want?

No, no especialmente. Llevamos haciendo esto mucho tiempo y muchas veces las influencias nacen de sitios inesperados como lugares o música de películas que a alguien le han resultado curiosas. Quizá alguien se compre un pedal nuevo y descubra un sonido extraño, entre otras cosas. Somos de un tipo, no diría más allá, pero si que nos quedamos apartados de las influencias. Cuando componemos nos ponemos en común a nosotros mismos.

  • Bueno, actualmente estáis girando sin descanso. En unos meses llegaréis a España, ¿qué podemos esperar de vuestros locos shows?

No lo sé. No tenemos nada planeado. Lo haremos lo mejor posible. ¡Es todo lo que podemos hacer! No preparamos nada, no pensamos voy a hacer este movimiento o este otro. No hay ninguna fórmula, solo vamos y tocamos. Muchas veces venimos de un largo vuelo, de dormir mal, de estar cansados y tenemos que intentar hacerlo lo mejor posible.

  • Bueno, en unas horas estaréis tocando en este maravilloso festival. Probablemente va a ser increíble.

¡Eso espero!

  • ¿Tenéis alguna sorpresa preparada?

No, no creo. Sin sorpresas.

  • Me gustaría hablar sobre tus movimientos en el escenario. Creo que están muy relacionados con los ritmos y con cómo evoluciona la música, ¿estás de acuerdo?

¿Te refieres a mi forma de bailar? ¿A mis movimientos de baile? (se ríe) No estoy particularmente orgulloso. Hago lo que puedo con mi cuerpo, con el tiempo y con la respiración en mí. No siempre es sencillo, puede ser muy cansado, tengo que intentar respirar al mismo tiempo que canto y me flagelo. No es un proceso simple.

  • Creo que tienes una relación extraña con el público, que no todas las bandas tienen. En muchas canciones cantas entre el público y te vas relacionando con las personas de una forma muy íntima a lo largo del show. ¿Qué nos puedes contar sobre eso?

No sé si es lo más apropiado para festivales o shows muy grandes. Es muy complicado para mi sentirme desconectado del público, no me siento diferente o superior a ellos. Así que cuando toco en directo me gusta estar conectado con el público y tocarles. Muchas veces tengo que escalar la barrera, pero es lo que toca.

Cuando era mucho más joven y estaba en el instituto, cada vez que salíamos de gira tenía que tocar en el suelo o dormir en el sofá de la gente, si es que los tenían, porque si no tocaba dormir en el suelo. Eso era mucho más personal. En esa época era muy importante para mi y ahora lo sigue siendo. Ahora que tenemos más dinero tenemos más comodidades pero las actuaciones siguen siendo lo mismo para mí. No me importa tener que coger un autobús, un avión, hacer las entrevistas pertinentes con la prensa, pero a fin de cuentas para lo que estamos aquí es para actuar y eso es lo importante.

  • Me gustaría hablar un poco sobre tu trabajo poético ya que es algo que no siempre te preguntan en entrevistas y puede ser interesante para mucha gente. ¿Te importaría hablarnos sobre eso?

Claro que no. Por supuesto (se ríe)

  • ¿Cuáles son tus mayores influencias en poesía?

Realmente me gusta mucho Charles Simic, es uno de mis favoritos, también Frank O’Hara, Ezra Pound, Charles Olson es maravilloso. Soy un gran admirador de los escritos tardíos de Bukowski. Se deja de tonterías y discute acerca de lo importante y necesario de la vida. Cuando tú coges a un escritor y poeta como por ejemplo, Raymond Carver, escriben sobre lo interesante y donde está lo interesante de las cosas. Entre las líneas o entre los cojines del sofá descubres fuegos artificiales. No me emociona esto, pero me da curiosidad y cierta fascinación por esa habilidad que tienen los poetas como Bukowski.

  • ¿Dirías que hay alguna relación entre tu trabajo poético y tus letras en Daughters?

Bueno, es algo diferente. Escribir poesía siempre es mucho más personal, porque es mío y sólo mío. No tengo que considerar los sentimientos o pensamiento de nadie más que los míos. Cuando escribo letras para la banda, tengo que pensar que son la representación de todos y tengo que tener conciencia de eso y, por ejemplo, tengo que evitar crear un verso político con el que el resto de la banda no esté de acuerdo. También tienes que darte cuenta del tempo, de la armadura (musical)… No puedo escribir algo más largo que la canción. Tengo que tener cuidado de ese tipo de cosas. Cuando escribo poesía tengo la libertad para crear lo que quiera.

  • Pero por ejemplo, en Daughters utilizas imágenes poéticas (‘This city is an empty glass’ (City Song)

Si, claro. Aunque realmente no concibo la composición musical de la misma forma. Mucha gente compone letras. Yo no busco un gancho, algún tipo de verso que te atrape.  Simplemente aparecen sin más, como por ejemplo ‘Let me in’, (Guest House) y eso es genial, pero no es la intención. No quiero que los versos rimen o cosas por el estilo. No creo que sean sencillo el identificarse con ellas. Realmente disfruto de escribir para mí mismo. Disfruto de la gente que cuenta historias como Tom Waits o Leonard Cohen, escritores que hagan eso. Pero tampoco mi intención es escribir himnos. Me gusta escribir cosas abiertas a interpretaciones para que la gente que lo cante y lo lea piense. No necesariamente tengo que decirle a la gente como tiene que pensar o que tiene que sentir cuando digo algo.

  • Probablemente sea mejor así, ¿no?

Si, eso creo. Debería ser una experiencia personal. Cuando tú miras un cuadro dices: ‘él usa el negro aquí cuando quiere simbolizar tal cosa o esta otra’. Creo que la música hace lo mismo. No necesita ser exactamente aquello que quieran que pienses.

  • Bueno, antes de cerrar la entrevista, dos últimas preguntas. La primera, ¿cuántos trabajos tienes publicados?

He sacado un libro con Permanent Sleep Press, en Toronto, llamado A Sea Above the Pains of Our Youth. Sólo uno. Teniendo en cuenta que hemos estado año y medio sin parar de girar. He tenido que centrar todas mis energías en la banda por lo que no he podido escribir demasiado. Es complicado sentarse y escribir cuando estás en casa porque también tengo que enfrentarme a mis responsabilidades. Estoy muy ocupado y es complicado. He estado trabajando en un poemario que ya está terminado. Estoy muy feliz de haberlo terminado.

  • Una pregunta más, ¿qué planes de futuro tienes con Daughters?

Vamos a cerrar este ciclo. Nos quedan un par de meses solo. Anunciaremos un tour por Estados Unidos en diciembre, en octubre volveremos a Europa a hacer unas cuantas fechas y supongo que ese será el fin. Volveremos a casa y grabaremos y empezaremos de nuevo. Para el próximo año, supongo.

  • Pues eso sería todo, ¡muchas gracias por atendernos y nos vemos en un rato con vuestro increíble show!

¡Gracias a vosotros!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.