Juan Navazo, Gayer Anderson y la belleza del arte egipcio.

El debut de Juan Navazo Band nos permite acercarnos al arte egipcio, un arte misterioso y admirado a lo largo de los siglos

El Antiguo Egipto fue una de las civilizaciones más relevantes de la antigüedad; con más de tres milenios de duración, es considerada junto a otras, como la sumeria, como cunas de la civilización; compleja y misteriosa, ha sido admirada a lo largo de los siglos.

Una civilización en torno al río

Egipto fue una próspera civilización desarrollada a lo largo del cauce medio y bajo del Nilo, siendo este el mayor río de África; con constantes crecidas, sus márgenes son tierras fértiles que propiciaron el transporte de fluvial, el comercio y la expansión de este imperio.

Sus orígenes difusos se podrían concretar entorno a la figura de Narmer, considerado el primer faraón de Egipto tras unificar bajo sus dominios el alto y el bajo Egipto, hacia el 3150 a.C.

Egipto tuvo su momento de máximo esplendor alrededor del 1500 a.C en lo conocido como el Imperio Nuevo, época de expansión en la que llegaron hasta las tierras del Éufrates.

Posteriormente, la civilización egipcia fue perdiendo su poder hasta caer en manos de las tropas de Alejandro Magno, en lo que se conoce como la época helenística, hasta caer finalmente bajo dominio del Imperio Romano convirtiéndose en una De sus provincias tras la muerte de Cleopatra, la última gobernante de Egipto.

Una religión zoomórfica.

Los egipcios eran politeístas, y rendían culto a multitud de deidades representadas con animales admirados y temidos de su entorno: hipopótamos, chacales, ibis, halcones, bueyes, gatos o carneros representaban a los dioses más venerados de su panteón.

Diosa Bastet

Poco a poco, además fueron sumando a su culto a la figura de los faraones, reconocidos como seres casi divinos identificados con Horus y a los que se rendía un especial culto funerario en relación con Osiris, permitiéndoles así alcanzar la inmortalidad.

 

El arte egipcio característico y singular.

Ya desde la paleta de Narmer hace más de 5.000 años, el arte egipcio destacó por su singularidad. Representando historias a través de imágenes donde la figura humana combina una curiosa posición entre frontal y perfil, este arte mantuvo unas características comunes a lo largo del tiempo.

Paleta Narmer

Sus figuras representan una rigidez en sus posiciones que, junto al hieratismo inexpresivo de sus rostros hacen que este arte sea fácilmente reconocible.

Todo en el arte egipcio estaba perfectamente basado en la geometría, los egipcios no buscaban representaciones naturalistas, no veían necesario representar un fondo fidedigno, apostando por fondos planos y sin perspectiva y no dudaban en estructurar sus composiciones con una jerarquía de tamaños en función del poder de los representados. Además, la imagen siempre suele ser complemento del texto, acompañando e ilustrando con imágenes lo que explicaban en sus jeroglíficos.

Egipto, civilización admirada e influyente.

La civilización egipcia fue todo un misterio durante siglos, haciendo de esta un fruto de constante admiración, de hecho, algunas tradiciones y cultos se derivan del mundo egipcio.

Podemos encontrar múltiples ejemplos como el peso de las almas en el Juicio Final cristiano que cuyo origen se encuentra en el juicio de Osiris.

Juicio Osiris

En la Edad Moderna, nos encontramos como la ciudad de Roma se replanteó una reforma urbanística por orden del papa Sixto V en la cual se trajeron hasta 8 obeliscos egipcios para decorar las calles.

Algunos compositores como Verdi se inspiraron en el mundo egipcio para realizar sus óperas como es el caso de la ópera Aida.

De hecho, en el siglo XIX, los restos de la civilización egipcia fueron saqueados por distintas potencias europeas como el Imperio Francés de Napoleón Bonaparte o el Británico, quienes se apropiaron de multitud de piezas que actualmente forman parte de los fondos de museos como el Louvre, el British Museum o el Neues Museum de Berlín.

El debut de Juan Navazo Band

Es perfectamente entendible que el arte egipcio haya sido la fuente de inspiración para la portada del disco debut de Juan Navazo Band.

Más concretamente, está banda ha utilizado una recreación del gato de bronce y oro que el teniente Gayer Anderson donó al museo británico en 1939. Se trata de una escultura que representa a la diosa Bastet y que está fechada en el período tardío del Imperio Egipcio, en torno al año 600 a.C.

Juan Navazo Band

Juan Navazo es un músico multinstrumentalista y compositor conocido por sus trabajos para series como El Nudo, Los pacientes del doctor García, entre otros.

Aunque la banda comenzó en 2018, no ha sido hasta este año que este músico polivalente ha decidido publicar su debut compuesto por 10 cortes de rock influenciado por el blues entre otros estilos, con aires orientales en temas como Verte volar, y cuenta con colaboraciones como Víctor Fraile en El Alma de la Tierra.