Lo nuevo de Von Hertzen Brothers: Red Alert In The Blue Forest

Von Hertzen Brothers – Red Alert In The Blue Forest

Reconozco que no era consciente de la existencia de esta obra de arte hasta que cayó en mis manos en formato de vinilo. Cuando adquiero una joya como ésta, me entrego por completo al placer que aporta la materialización de la música. Porque cuando compras un disco no solo estás comprando el sonido, compras la intención con la que ha sido creado. Te detienes, lo sacas de la funda, analizas la portada, acaricias el material, rebuscas en su interior e incluso permites, durante alrededor de 70 minutos, dejar en manos de sus creadores el orden en el que desean que suenen sus canciones.

Llegados a este punto de la vida, la música es de las pocas cámaras de oxígeno en las que uno puede tomarse el lujo de respirar tranquilo. Detenerse. La sensación de desconexión es parecida a la que sientes cuando descubres un grupo o un tema nuevo. Los adictos a esta droga legal me entenderán. Te envuelve, te obcecas y hasta te obsesiona. Porque cuando descubres música también te expones a descubrir cosas de ti que todavía no habías conocido.

Y eso fue, resumidamente, lo que sentí cuando escuché por primera vez el álbum Red Alert In The Blue Forest.

Von Hertzen Brothers - Red Alert In The Blue Forest Cover

Von Hertzen Brothers es una banda finlandesa formada por 3 hermanos en el año 2000. En su estilo de música predomina el rock progresivo pero también combinan otros géneros como el folk, el pop o el punk. Hasta la fecha han publicado 8 álbumes de estudio cosechando un gran éxito, especialmente en su país natal. Musicalmente destacan por un sonido que está en continua evolución y unas armonías vocales de muchas capas al estilo Queen o Yes.

Red Alert In The Blue Forest es un álbum conceptual compuesto durante los meses de confinamiento pandémico que habla sobre la terrible relación entre el ser humano y el planeta. Estos tres hermanos están inmersos en un proyecto de restauración de árboles en el Bosque Azul, un área que se encuentra en el sur de Finlandia, con el fin de recuperar la fauna y la flora silvestre. Por eso el álbum se desglosa bajo el título “Alerta Roja en el Bosque Azul”.

Durante los primeros segundos de Day Of Reckoning suenan los primeros truenos que, literalmente, nos ayudan a contextualizar el gran motivo del proyecto: la naturaleza en estado puro. Aparecen las primeras armonías vocales características del progresivo de los 70, que automáticamente me han hecho viajar al sonido de I’ve Seen All Good People de los influyentes Yes.

El inicio de Blue Forest me recuerda a una canción de cuna, una nana de sonidos tranquilos y suaves que te mecen como los brazos de una madre. Cinco minutos después, sin esperarlo, todo cambia. Baile de sonidos, atmósfera alterada y juego de ritmos que no te permite caer en la indiferencia. El tema más experimental del disco, posiblemente también el más difícil de digerir en la primera escucha pero que, a medida que te acercas, más te atrapa.

The promise es un homenaje a los orígenes. Durante la pista, predominan los ritmos de percusión propios de las tribus indígenas. The promise es la urgente necesidad por reconectarnos de nuevo con nuestras raíces. Una idea sublime que nos obliga a ponernos cara a cara con nuestros ancestros.

All of a Sudden, You’re Gone es, sin duda, uno de los temas más simples y bellos de todo el álbum. En él, los instrumentos (especialmente teclado y guitarra) aparecen de manera sutil, sin contaminar el sonido del otro, camuflándose con la voz hipnótica de Mikko. La canción va creciendo en intensidad y culmina en un juego de voces armonizadas, aspecto clave en la idiosincrasia de este trío de hermanos.

Si algo he aprendido del género progresivo es que la única regla es que no hay reglas. Por eso, no me sorprende encontrar a continuación un tema tan enérgico como Peace Patrol, que rompe por completo con el ambiente melancólico al que ya nos habíamos acomodado. Desde el inicio encuentro gran similitud con el sonido oscuro de Joy Division o The Cure. Un tema popero de letra pegadiza que incorpora, hacia la mitad de la canción, un solo de saxo y guitarra imposible de olvidar.

Pirates of the Rasborgian es, posiblemente, el punto de inflexión entre lo anterior y lo que viene a continuación. Una pieza suelta del puzle que no encaja del todo con lo que veníamos escuchando.

Anil abre con un suave riff de guitarra acústica que fácilmente me recuerda a Scarborough Fair de Simon y Garfunkel. Melodías que se mueven como olas del mar, una pista repleta de pura paz y armonía.

Posiblemente Elbowed sea el tema que más me permite apreciar la voz de Mikko, que resalta sobre un despliegue de numerosos instrumentos que bailan sin límites a lo largo de la canción. Sublime.

Para Northern Lights se grabó el sonido real de las auroras boreales, una delicia para el oído. Además, la melodía del inicio se repite al final con mayor intensidad, creando el círculo perfecto de la naturaleza. Un viaje de siete minutos en el que la voz de Mikko me hipnotiza hasta perder la noción del tiempo. Hacia la mitad de la canción, aparece otro solo de saxo para acelerarse hasta el desenlace de la canción.

Söderskär es, sin duda, una demostración extra de la capacidad de evolución y versatilidad de la banda.
Disappear There es el cierre perfecto para el álbum, pese a ser una balada al igual que la anterior canción. Transmite, mediante arpegios melancólicos de guitarra acústica y esa voz tan sosegada de Mikko, la tendencia irrefrenable del ser humano por acabar consigo mismo. Con el mundo.

Este álbum se coloca, automáticamente, dentro de mis álbumes favoritos. Las razones son obvias: es complejo, delicado y con una fuerte crítica social.

Disfrútenlo.