Los grupos de versiones están matando la música y tú estás pagando el ataúd

rest-in-peace-music

Sé que, la mayoría de vosotros, me lapidaréis por esto, que me querréis ver arder y destruirme, y vais a gritarme hasta que os hartéis lo enormemente equivocado que creéis que estoy. Pero primero molestaros en leer esta opinión, que creo que otro buen número de [email protected] que leáis este artículo compartiréis conmigo.

Los grupos de versiones están matando la música.

No necesita más preámbulo, ni que se suavice. Es así y, al menos para mí, es una verdad universal. Los grupos de versiones son a la música lo que la corrupción es a España. Es una enfermedad que se está comiendo la música desde dentro; es una forma de monetizar el trabajo ajeno, el máximo exponente del demacre musical. Antes los grupos de versiones eran una forma maravillosa para que cuatro o cinco chavales/as se juntasen al salir del instituto y aprendiesen a tocar y a trabajar [email protected], de dar pie a empezar un nuevo proyecto propio, ¿pero hoy? Hoy son cuatro o cinco personas que se unen con el único interés de ordeñar el arte ajeno para lucrarse.

Entras a foros donde la gente pone anuncios para montar grupos, y la mitad de esos anuncios son grupos de versiones, y la mitad de ésos (que aún no están ni completos) ya tienen un recorrido por los baretos de playa para sacarse la pasta del verano. Genial, ¿No? Mirad, hay grupos de esta índole que lo hacen como algo profesional, y tienen una fama que es merecida. Vale, ésos los contamos con los dedos de una mano, pero ¿Y el resto? Hablamos de personajes que quieren sacar dinero de la música, una meta muy respetable, pero lo que no es respetable es que sus medios para llegar a este fin son 1. Exprimiendo el trabajo que otra banda ha puesto en crear esos temas, 2. Valiéndose de la fama que esa misma banda se ha tenido que trabajar y conseguir a base de fracasos y éxitos a lo largo de los años, y 3. En detrimento de las bandas locales que hacen trabajos originales.

Sí, claro, habrá quien diga o piense que aquí eso de ‘en detrimento de’ no se aplica porque si fuesen buenos, o si tuviesen un buen directo (o cualquier excusa de mierda)… No importaría que existiesen las bandas de covers. Mirad, poneros en esta situación: Sois luthiers y hacéis guitarras totalmente originales, sin valeros del diseño de nadie. Son guitarras perfectamente funcionales, y algunos de vuestros modelos son la rehostia, pero de repente llega otro luthier a la ciudad y su publicidad es “te fabrico una guitarra exactamente igual al modelo de Jackson/Ibanez/ESP (de un fabricante importante, vamos), con las mismas prestaciones, pero le pongo mi nombre y te la dejo barata”. ¿No os destrozaría un poco ver cómo vuestro trabajo se va al garete porque vuestros clientes prefieren consumir algo clónico que probar lo vuestro? Y lo más jodido es que vuestras guitarras pueden ser perfectamente superiores a las que haga el otro luthier, ¿Pero cómo lo va a saber nadie si todos se van al que utiliza la fama de una marca grande para lucrarse?

ASÍ ESTÁN LAS COSAS, Y EL PÚBLICO LLENA LAS SALAS DE LOS GRUPOS TRIBUTO, MIENTRAS QUE EL RESTO DE GRUPOS DA CONCIERTOS PARA 15 PERSONAS.

Así están las cosas, y el público llena las salas de los grupos tributo, mientras que el resto de grupos da conciertos para 15 personas, de las cuales 13 son amigos de los componentes, y otro es el técnico de la sala. ¿Dónde veis el encanto de escuchar la música de X grupo tocada por personas que no pertenecen a él, con un equipo distinto y una escenografía completamente distinta? Yo para eso me veo un directo por YouTube, que al menos contribuiré con la publicidad que me trague al grupo que ha puesto su trabajo y empeño en ganárselo, no al grupo que se ha formado hace dos semanas con la motivación de ganarse un dinero de los bares, y que probablemente no se vuelvan a ver hasta el siguiente verano.

¿Quieres ir a ver a ese tributo que ha hecho gira por no-sé-cuántos países y cuyos miembros hasta se visten como si fuesen los originales, de un grupo que está disuelto o han muerto? Pues mira, te animo a ello, porque por lo menos sabes que es realmente un tributo. ¿Quieres ir a ver a ‘Green Week’ o a unos tales ‘Rötorhead’, que no existían hace tres semanas y de repente tocan en todos los bares de la costa a 5€ la entrada? Ahí ya vamos a tener un problema, porque eso de banda tributo… Bueno, tributo al dinero, que es la motivación principal.

MIENTRAS SE SIGA APOYANDO ESTE TIPO DE FORMACIONES, LAS BANDAS ORIGINALES DE LA ZONA JAMÁS TENDRÁN UNA OPORTUNIDAD JUSTA.

Mientras se siga apoyando este tipo de formaciones, las bandas originales de la zona jamás tendrán una oportunidad justa. Las bandas tributo han ocupado ese nicho (biológicamente hablando) y se aferran a él con fuerza, porque [email protected] dueñ@s de los locales donde tocan ven que la entrada se va a pagar porque la gente quiere ver a cinco personas borrachas tocando canciones de Metallica, pero ¿Quién quiere ver a cinco personas, que han metido trabajo durante vete tú a saber cuántos años, un repertorio original y hecho con muchísimo cuidado? Lo mismo si los tales Rötorhead se quedan solos con los guiris de turno en el local, pues la cosa puede cambiar, ¿No? Lo mismo el/la dueñ@ decide que, para cubrir apenas los gastos de contratación, es hora de apostar por algún grupo original de la zona.

Cuando estáis pagando una entrada para ver el grupo que sea… Apostáis por el arte. Y hay que tener mucho cuidado con las apuestas que hacemos, porque lo mismo yendo a ver a ese tributo a Black Sabbath estás propiciando a que los próximos Black Sabbath decidan disolverse porque nadie tiene interés por escucharlos. A lo mejor, al ir a verte a los tributos de Nine Inch Nails y Anthrax tienes que el grupo de tu vecina pierde su oportunidad de tocar en esa misma sala el mes siguiente, porque traen a otra banda de covers ya que les está yendo bien, y jamás graban su álbum, ni les contacta esa gran discográfica, ni pueden hacer una gira para presentar un álbum que podría llegar a ser el próximo ‘Vulgar Display of Power’.

A [email protected] OS SONARÁ DESCABELLADO, PERO OS ASEGURO QUE NO ES TAN DESCABELLADO CUANDO VES QUE LAS BANDAS CON MATERIAL PROPIO ACABAN TENIENDO QUE PAGAR POR TOCAR, MIENTRAS QUE LAS BANDAS ‘TRIBUTO’ SON CONTRATADAS.

A [email protected] os sonará descabellado, pero os aseguro que no es tan descabellado cuando ves que las bandas con material propio acaban teniendo que pagar por tocar, mientras que las bandas ‘tributo’ son contratadas. ¿Os parece que un grupo de covers lleve más trabajo que un grupo con material propio? Tú eliges a quien apoyas, tú eliges quién quieres que llene las salas dentro de cinco años. Aquí en España no ocurre tanto, pero si miras fuera te darás cuenta que, cada vez más, los grupos están decidiendo abandonar por completo el directo y simplemente sacar su material por internet. Lo mismo dentro de veinte años te llevas una sorpresa, y quieres ver el grupo del hermano de tu compañera de piso porque te flipa su música, pero resulta que en las salas, bares y locales sólo hay tributos a bandas de hace cuarenta años.

Porque los grupos de versiones están matando la música, pero tú estás pagando el ataúd.

5 Comentarios

  1. Al final se toca lo que la gente quiere oir y desafortundamente casi nadie aprecia la creatividad. Pero no es culpa de los musicos ni del publico. Mirad a quien apoyan los productores y discograficas. A mi me gusta personalmente los grupos de versiones cuando lo hacen bien claro. De la misma forma que me gusta tocar versiones y no voy a dejar de hacerlo por no tener “creatividad”.
    Fui educado así…

  2. Soy Óscar tengo 40 años ,yo tengo un grupo de versiones punk rock y también he tenido varios grupos al igual que colaboraciones yo no voy a criticar tu comentario pero si decir que ,nosotros no nos lucramos con lo que hacemos nos gusta y punto,también decir que tenemos permisos de los grupos de los cuales tocamos sus versiones,creo que sobra con eso, nosotros no destrozamos la música simplemente tocamos versiones las cuales nunca se enterrarán por qué son temazos ,un saludo!!!

  3. Soy guitarrista y compositor de surf instrumental. En este género la mayoría de las bandas cuando tocan en directo aparte de interpretar su música se suelen hacer versiones de temas clásicos. Vengo a decir con esto que en mi humilde opinión con también gran espectador que soy, no le veo interes en que bandas exploten, (si señores es explotar), el material de otros en hora y media que suele ser la media de un bolo.
    Los que ponéis el grito en el cielo os animo a que probéis a hacer vuestra música, producirla, venderla y darle difusión.
    Es penoso y deprimente como tratan al músico que hace su material.
    Llevo componiendo desde el 2012, con dos discos editados, el último lanzado este año, pués el último ni lo hemos fabricado en CD, sólo en olataforpla digitales.

  4. Hay que ser obtuso, resentido o yo no sé qué para decir “Los grupos de versiones son a la música lo que la corrupción es a España” y quedarse tan ancho. Piensa lo que quieras, pero razona y argumenta con cabeza, no con el orto. Toda la vida ha habido intérpretes, no solo creadores. Así han surgido la mayoría de los grupos (emulando a sus ídolos). Pero aparte de que no todo el mundo tiene capacidad para crear, o no lo hace de manera que atraiga al público (si quieres hablamos de lo que funciona y lo que no en el mercado musical español), hay gente que se quiere ganar la vida con la música y no es fácil abrir brecha ni sumar bolos con música que nadie conoce… y no por eso deben quedarse encerrados en casa. Esto ocurre en parte porque no hay industria que apueste por música de calidad, que no busque únicamente dinero fácil y rápido a base de meter pasta en las radio fórmulas. Ya que te gustan las comparaciones que no vienen a cuento, lo que haces es hablar del síntoma de una enfermedad, que es cómo se consume música en este país. Pero no eches la culpa al dolor de cabeza del efecto que tiene el tumor. ¿O tú tratarías un tumor con aspirinas? Más humildad y respeto y menos pontificar desde tu torre de marfil…

  5. A mi, personalmente, no me gustan los grupos tributo que copian hasta los gestos, la ropa y hasta la manera de escupir; me parece ser un monete de feria. De los grupos que hacen de “orquesta de versiones” no tengo nada malo que decir; nada que no pudiese decir de las orquestas en sí mismas, si acaso.

    Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que el problema musical, en este y en cualquier país, nunca será ni de la gente que va a conciertos ni de los músicos que se buscan el pan. El nulo apoyo a la cultura es el problema endémico de este tipo de situaciones; podemos atacar el síntoma, falta de creatividad (falso síntoma, creatividad hay mucha) o exceso de copia, pero deberíamos ir a la raíz: la devaluación de la cultura.

    Solo tenemos que hablar con otros sectores del arte y la cultura y veremos como este panorama se repite por doquier.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.