Monster Magnet y Capitán Booster: Una marabunta de sudor y adrenalina

Crónica y fotos de Monster Magnet y Capitán Booster en Madrid

Noche de sábado en la capital para recibir una de las giras más esperadas de este comienzo de año. La decisión de los norteamericanos Monster Magnet y de su comandante a los mandos, Mr.Dave Wyndorf, de hacer una larga serie de shows interpretando los temas de su disco más aclamado y exitoso Powertrip fue una llamada a filas de sus fans de toda la vida así como de los que han ido incorporando con el paso de los años.

monster magnet

Recordemos que este disco tiene un poco más de 20 años de existencia y marcó muchísimo a una generación que lo vivió en primera persona a finales de los 90. En su día presencié parcialmente lo que fue la presentación del mismo porque telonearon a Metallica en un concierto en el Palau San Jordi de Barcelona, pero solo contaron con 40 pobres minutos de duración y el sonido fue pésimo. Estaba bien claro que había una cuenta pendiente.

Capitán Booster: un set corto, pero directo

Para abrir boca pudimos disfrutar a los valencianos Capitán Booster que venían con su primer larga duración debajo del brazo. Una colección de potentes canciones que los ha asentado como banda y que darán bastante que hablar con el paso del tiempo. Un set corto pero directo de unos 40 minutos que fue lo que dispusieron para intentar caldear al público asistente que ya iba llenando la sala. Seis canciones de Uno de los Nuestros como Baby Jane, Suerte, No Sabes, la homónima Uno de los Nuestros, Rockin’ Militia o De Nuevo en pie con la que cerraron y cuatro de su primer EP que fueron Tacones y Carmín, San Francisco, Seis Puñaladas y Mátame.

Capitan-booster

El sonido que les acompañó no fue nada bueno aunque se les vio bastante ensamblados. Las guitarras de Alex Simón e Izzra son dos componentes de alto voltaje en plena ebullición durante todo el show y a Rafa se le vio mucho más suelto como frontman de la banda. Su voz te puede gustar más o menos entrando en comparaciones pero lo que es cierto es que encima del escenario pone toda su fuerza. La sección rítmica con Manza y Rafa Bonet forman también un tandem perfecto que le da empaque al sonido de la banda. Esperamos verlos pronto por su cuenta en show propio.

Monster Magnet: una marabunta de sudor y adrenalina

Sobre las 21.30 horas y con una Sala Mon completamente abarrotada (de hecho hacía mucho tiempo que no experimentaba una sensación tan claustrofóbica en una sala de conciertos) saltaron al escenario Monster Magnet con un Dave Wyndorf como centro de atención y líder absoluto de la banda. Pese a que el sonido continuaba sin ser el mejor, sin ser bueno, mejoró bastante durante la actuación donde la voz de Wyndorf atronó como una explosión nuclear.

Diez canciones de Powertrip que hicieron las delicias de todos. Puños en alto coreando cada estribillo y una marabunta de sudor y adrenalina que conectó perfectamente a la banda con todo el público asistente.

Arrancaron con tres cañonazos como Atomic Clock, Tractor y Crop Circle (imposible no vibrar con los riffs infernales de esta canción) para pasar a Temple of your Dreams y la coreadísima 3th Eye Landslide. Los momentos de la pausa y la hipnosis las pusieron las fantásticas See you in Hell (era una de las más deseadas por todos) y una Baby Götterdämmerung algo más acelerada pero llena de profundidad sonora.

La traca final de esta primera parte del concierto la pusieron Bummer y los dos himnos, Powertrip y la indispensable Space Lord donde la sala ya estaba completamente patas arriba coreando el clásico “Space Lord. Motherfucker!!!”

Esa imagen infernal de Wyndorf con las luces rojas dándole de lleno en la cara nos proyectaba directamente una imagen cercana al otro mundo.

monster-magnet-0866

Como bises un pequeño viaje al pasado con Twin Earth del album Superjudge, The Right Stuff del Monolithic  Baby y dos pelotazos del Dopes to Infinity que fueron Look to your orb for the warning y la celebradísima Negasonic teenage warhead.

Una noche redonda donde solo podemos poner la pega del aforo de la sala que en esta ocasión se quedó pequeño para la demanda que ofrece Monster Magnet en la actualidad. Una sonrisa en el rostro al salir porque habíamos saldado una cuenta pendiente de 20 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.