Mujeres en la industria musical: Mar Sierra (Red Shoes)

Estamos viviendo un momento de cambio, espero que dentro de poco primen los grandes proyectos y de igual si eres hombre, mujer, no binario… Qué más da. La música trasciende el género.

Hoy estamos con Mar Sierra, responsable de comunicación en Red Shoes, que nos hablará sobre esa otra parte tan importante de la industria musical, la comunicación y promoción, y el papel tan importante que juegan las mujeres en este sector.

Mar Red Shoes

Hola Mar! Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo. Antes de nada, nos gustaría que nos hablases un poco de ti… ¿Cómo han sido tus inicios en la industria musical? ¿De dónde nació el interés por este sector?

Hola, muchas gracias a vosotras. La música me gusta desde que tengo uso de razón. Recuerdo que de pequeña quería ser manager de mi hermano que es artista, con el paso del tiempo me di cuenta de que lo que realmente me gustaba es la comunicación y el desarrollo de proyectos. A los 18 me planté en la radio de mi pueblo donde hacía la agenda cultural, me encargaba de pinchar música para la radiofórmula etc. Con el paso del tiempo pasé por A3Media donde me encargaba de cubrir conciertos, estuve varios años haciendo entrevistas a artistas y asistiendo a conciertos. En 2012 cree mi propia empresa Red Shoes Comunicación, centrada en la comunicación de proyectos culturales, muchos de ellos musicales.

Cada vez podemos ver más la presencia de mujeres en carteles de festivales y otros eventos, pero aun así sigue predominando la presencia masculina en este ámbito ¿A qué crees que se debe?

Es un buen momento para las mujeres. Sabemos que podemos hacer grandes cosas y estamos cambiando el mundo. A mí más que la presencia mayor o menor de mujeres me preocupa cómo es esa presencia. Todavía las chicas tenemos que ser guapas, sexys, “enseñar pierna” me preocupa la cosificación de la mujer en la música y en la vida en general. Hay muchos proyectos que no van en esta línea como Raíces de la cantautora Diamar que busca reivindicar el papel de las compositoras dentro de la música. También me preocupa que en esos carteles, aunque hay presencia femenina, lo normal es que los cabeza de cartel sean hombres. Estamos viviendo un momento de cambio, espero que dentro de poco primen los grandes proyectos y de igual si eres hombre, mujer, no binario… Qué más da. La música trasciende el género.

¿Qué medidas piensas que deberían tomarse para ayudar a que esta situación cambie?

El cambio está en la perspectiva de género. Tenemos que implementar medidas que sean justas en todos los ámbitos de la vida y atacar las desigualdades. La Industria Musical no es una excepción. Hay que “machacar” a los jefes babosos, o plantar cara cada vez que alguien nos ningunea o nos trata mal por el motivo que sea. También ser solidarias con otras compañeras cuando observamos que esto está pasando, hacer red, cuidarnos y poner foco en el cambio.

¿Cuáles son las principales diferencias que encontraste a la hora de introducirte en el mundo musical siendo mujer?

Nunca me he planteado que mi camino haya sido más fácil o difícil por ser mujer. Siempre he tirado para adelante y me ido encontrando en el camino algunas dificultades. De las mayores para mí han sido jefes babosos que se han creído con derecho de dar un paso más o compañeros muy machistas que han ninguneado mis opiniones y en ese momento sentía que había un componente machista detrás de esto. Ya está “la niña”… ¿¿¡Perdona!??

¿Ves un crecimiento de presencia de miembros femeninos en esta industria en los últimos años? ¿Ha cambiado algo?

Es un sector difícil por su precariedad. Los que nos dedicamos a esto tenemos muy claro que hipotecamos nuestra vida por “amor al arte”. A veces el precio a pagar es muy alto. Es difícil combinar una vida tan exigente en horarios y normalmente mal remunerada con la seguridad que necesitan algunas decisiones como ser mamá. No es imposible, estoy rodeada de ejemplos de mujeres que van a por todas, pero me costa que implica mucho esfuerzo personal.

red-shoes-comunicacion

¿Por qué mujeres te sientes inspirada? ¿Hay alguna con la que te hiciera especial ilusión trabajar?

La inspiración está en cualquier parte… Estoy muy ilusionada ahora mismo con Diamar. Es una mujer maravillosa con la que tengo un par de proyectos entre manos con una perspectiva de género muy potente y que me ilusiona bastante. Me siento muy inspirada por muchas compañeras dedicadas a la promoción y también en medios.

¿Cuáles son los referentes que ves dentro del sector para nuevas generaciones?

MI mayor referente son mis compañeras con las que comparto el día a día Patricia Rajado de Red Shoes Comunicación e Inés Martín de Innercia. Son mujeres todo terreno, que pelean mucho su trabajo pero que están en la sombra. Hay muchísimos ejemplos a seguir. Quiero citar a Gloría González de G-News es una luchadora, mujer fuerte, valiente y revolucionaria.

Siendo mujer da la impresión que desafortunadamente se juzga más la apariencia física, algo que en los hombres parece no ser tan relevante ¿Te ha influido el aspecto físico en algún sentido a la hora de trabajar en este sector?

¡Claro! Y más dedicándome a comunicación. Los roles de comunicación históricamente los hemos hecho mujeres ya que se nos presupone más “seductoras”. Es un prejuicio. Creo que sí, que se juzga mucho nuestra apariencia. No pasa solo en la música, leí hace poco un artículo sobre las actrices a partir de los 40 como pasan a ser invisibles.

Algunas mujeres todavía sienten la presencia de otras mujeres como una amenaza.

¿Hay alguna situación que hayas vivido en esta industria por ser mujer que te haya marcado?

En una de las radios que empecé de joven me preguntaron si mi novio me iba a dejar ir a conciertos, esto me marcó, aunque mi jefe era mayor y entiendo que en otro momento esto podría haber sido un problema… He tenido muchísimos casos en los que mi opinión por ser mujer ha sido ninguneada o tirada a la basura, a veces por personas que lideran grupos muy conocidos. He dejado proyectos por este motivo. También me sorprende el lugar que para algunos artistas ocupan “las fans”, son su mejor público objetivo, pero en algunos casos las desprecian o utilizan, veo un componente machista en su actitud. Para mí es muy importante trabajar por y desde la igualdad. Por suerte son casos aislados.

¿Piensas que en este sector prevalece la denominada sororidad (solidaridad entre mujeres) ante la envidia o al contrario?

Pues siendo decir que NO. He tenido muy buenas compañeras y jefas pero también me he encontrado con otras mujeres que me han hecho la vida imposible. Para mi es muy importante hacer equipo, generar buenas relaciones, acompañarnos, escucharnos, entendernos, empatizar… Algunas mujeres todavía sienten la presencia de otras mujeres como una amenaza. Normal, nos han programado desde pequeñas para competir entre nosotras. Mi experiencia es que hacer red y ayudarnos unas a otras no tiene precio, es el camino. El cambio empieza por una misma por eso yo pongo mucho foco en “el cuidado del otro”.

En esta situación que estamos viviéndola cultura parece uno de los sectores más afectados ¿Cómo lo estáis viviendo?

Este año está siendo muy duro. La mayor parte de proyectos se han caído y los que no se han caído cuesta mucho más de lo normal sacarlos adelante por falta de financiación, parones por la pandemia… La cultura asusta porque desarrolla la creatividad, el pensamiento y ya sabéis que “cuanto menos pensemos mejor”. Para mí la música ha sido la balsa salvavidas en la pandemia. Cuando nos encerramos en casa los profesionales del sector nos pusimos a generar ideas para acompañar a las personas en estos momentos tan duros. Tenía un profesor en la universidad que decía el saber y la cultura es lo que nos queda cuando no queda nada.

Para ir finalizando, ¿Te gustaría dejar algún mensaje a los lectores de Rock Culture?

Os quiero dar las gracias al equipo por vuestro trabajo. Medios como Rock Culture son importantísimos para que la música siga sonando. Y a los lectores también daros las gracias, sin vosotros no somos nada.

Gracias a ti Mar, por ser tan profesional y tratarnos siempre tan bien a Rock Culture.

 

Pedro Hernández
Fotógrafo profesional y redactor ocasional. Jovenzuelo que lleva desde el 96 de escenario en escenario. Fotógrafo para Orange Amps y colaborador con Nikon España.Instagram @picfromthepit Email: [email protected]

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,084FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte