Reseña: Anathema – The Optimist. “Ser Anathema tiene que ser difícil, está claro que, saquen lo que saquen, van a dar que hablar”

Anathema vuelven a la carga con su 11º disco The Optimist. Bien es cierto que el trabajo de lxs de Liverpool, bajo una perspectiva totalmente subjetiva, ha tenido sus momentazos y, por supuesto, sus discos más flojillos. Ser Anathema tiene que ser difícil. Un grupo que empezó en los 90 haciendo Doom Metal cambia totalmente el chip, mete una voz femenina y se pasa al Art Pop, Post Rock e, incluso, Rock Progresivo. Está claro que, saquen lo que saquen, van a dar de qué hablar.

Éste último disco ha cogido referencias de sus últimos 2 trabajos, así como de A Natural Disaster y Judgement; al igual que encontramos partes que recuerdan a bandas tan míticas como Radiohead, Frost* o los daneses Mew. Han sabido dar un golpe de efecto, encasillándose en una especie de Pop Art electrónico en el que predominan samples y la dulcísima voz de Lee Douglas. Encontramos, por lo general, un disco con bastantes menos partes en distorsión que los anteriores, con canciones pegadizas y muy bien diferenciadas la una de la otra, aún siendo conceptual casi en su totalidad.

El plástico abre con 32.63N 117.14W, canción sample para introducirnos en la historia. En ella escuchamos a un hombre con una respiración agitada que coge el coche y enciende la radio. En el zapping que hace podemos distinguir la voz de una presentadora diciendo Weather Systems como guiño a su 9º trabajo, favorito de quien les escribe, una canción de éste último disco y, para terminar, comienza una base instrumental que desemboca en la segunda canción: Leaving It Behing. Este segundo corte se nos presenta como uno de los más movidos del disco. Una canción muy pegadiza y con una estructura muy parecida a Untouchable pt. 1 del anteriormente citado Weather Systems. En la canción perdura un leitmotif precioso (cómo le gustan los leitmotifs a éste grupo y qué bien los saben aprovechar) con el que juegan en una especie de Pop/Electro que se mantiene casi a lo largo del disco.

anathema the optimist

Continuamos con Endless Way; una canción preciosa de principio a fin en la que únicamente canta la maravillosa Lee Douglas. Aquí el CD entra en una dinámica más ambiental y menos rockera durante unas cuantas canciones, en las cuales aprovechan para seguir metiendo sus pinitos electrónicos. La canción es un tanto repetitiva pero nunca llega a aburrir, cosa que también se les da genial a lxs inglesxs. La subida casi a mitad de canción y que dura hasta el final de la misma logra romperte el alma en mil pedazos. Con un sample pasamos a la siguiente canción, la homónima del disco: The Optimist. Aquí vuelve la voz de Vincent Cavanagh. Se nos presenta con ese rollo tranquilito que habíamos avisado, con teclas que recuerdan a Leaving It Behind. Ésta canción también tiene una subida, solo que ésta no desemboca en otro torrente de feeling, si no que te deja con la miel en los labios para partirte aún más el alma. Es tan redondo que hasta asusta. ¿Cómo se las ingeniarán éstxs inglesxs para saber dar siempre en el punto? Tras una parte instrumental de unos cuantos minutos, pasamos a la 5º canción del álbum; canción meramente instrumental y que vuelve a jugar con recursos como el leitmotif y las medias subidas: San Francisco. Lo tienen y lo saben.

A continuación tenemos Springfield que, además de ser el lugar de residencia de The Simpsons, fue el tema que adelantaron lxs británicxs en su día. Vuelven a demostrarnos, como en casi todo el disco (y discografía), la pasión que tienen por los leitmotifs. Como a mitad del corte, entra una distorsión inesperada. La canción se haría aburrida de no ser por lo preciosa que es y el ambiente en el que te mete. Saben cómo llegar a la patata de aquí servidor. Con unos soniditos muy ASMR interpretados por Vincent Cavanagh llegamos al 7º corte: Ghosts. Continúan los pasajes tranquilos maravillosamente coloreados por la voz de Lee Douglas.

 

Can’t Let Go comienza con un ritmo frenético y rockero en la batería. Quizá sea la canción más poppie de la banda en toda su trayectoria. Las reminiscencias a Mew y los pasajes Post rellenados con guitarras muy cálidas, hacen de éste uno de los mejores cortes del disco. Vuelta a los samples para enlazar con la siguiente canción: Close Your Eyes. En ella somos oyentes de una preciosa Lee Douglas acompañada por un piano que te parte el corazón cachito a cachito. Presenciamos también un rollo blues/jazz al que no nos tienen nada acostumbrados pero que les viene como anillo al dedo (no puedes meter tintes bluesero-jazzeros y quedar mal. Es imposible). Mantiene esas trazas hasta un nuevo episodio ASMR, interpretado por Lee Douglas ésta vez.

Wildfires es la penúltima canción del plástico. Nos envuelve ese aire electrónico y con la voz de un Vincent Cavanagh pasada por reverses y efectos varios. Este ambiente se ve reforzado con baterías y demás parafernalia electrónica hasta que entran el resto de instrumentos sin molestar, cosa bastante difícil en una canción estructurada de esta forma. Señor temazo rematado con un metalófono y voces jugueteando entre sí. Así pues llegamos a la última canción: Back To The Start. Se nos presenta con un rollito We’re Here Because We’re Here que, personalmente, echaba de menos. Quizá sea la canción más progresiva del álbum en cuanto a cambios y estructura, así pues también es digna de salir en Kiss FM (nada malo, de hecho Kiss FM ha sabido mantener su esencia a lo largo de los años, pero de eso hablaremos otro día). Aquí también he echado de menos tener el libreto delante para poder enterarme de la historia que cuentan. El final del CD es un hombre llamando a la puerta (presupongo que del protagonista) y preguntándole “how are you?”

Anathema han sabido renovarse dentro de su estilo. Si bien es cierto que su anterior trabajo (Distant Satellites) no me llenó tanto, en éste último trabajo han sabido aprovechar muy bien sus recursos. La predominancia de voz femenina les ha sentado genial y han experimentado con géneros como el blues o jazz. Subjetivamente, me encanta demasiado el Progresivo como para permitir tantos leitmotifs en un disco, pero como he dicho a lo largo de la reseña, lxs británicxs lo tienen y lo saben.

Podremos disfrutar de ellxs el 1 de julio en el Be Prog! My Friend que se celebrará en Barcelona, junto a otros grupos de inmenso caché como Animals As Leaders, los madrileños Jardín de la Croix o los míticos Ulver.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.