Crónica: Robert Jon & The Wreck + New Generation Superstars + Star Mafia Boy (Murcia)

Magnífico plan el que nos ofrecían Mad Men Rock y Garaje Beat Club para la noche de San Juan. Directamente llegados desde el sur de California se presentaban en Murcia Robert Jon & The Wreck, dentro de la larga gira española que están realizando para presentar en España su último disco de estudio Good Life Pie. Junto a ellos, otras dos interesantes apuestas los británicos New Generation Superstars y los madrileños Star Mafia Boy.

starmafia boyCon bastante puntualidad salieron a escena Star Mafia Boy para dar una lección de buen rock and roll. Bajo, batería y guitarra, nada más es necesario cuando tu apuesta es tan potente como la de los madrileños. Claras influencias de artistas como Iggy Pop, Johnny Thunders o Burning; mucha actitud sobre las tablas y unos temas rebosantes de calidad hacen de su descarga una experiencia más que disfrutable.

Mucho rock and roll ofrecieron desde el inicio con temas como Mil años de amor en el infierno o Reina de las calles; un frontman que no para un segundo sobre el escenario y respaldado por una muy buena base rítmica que responde tanto musical como estéticamente. Temas directos, sin florituras, con riffs potente y mucho rollo; actitud 100% rockera con cierto toque de chulería que les sienta de lujo.

En la recta final del concierto, Star Mafia Boy se bajo del escenario para subirse a la barra del Garaje Beat Club durante una magnífica Cyber Punk, que sonó de lujo. Para terminar una versión del 20th Century Boy de T.Rex., que estará presente en Adicto a la Pelea, su próximo disco que saldrá a la venta el 01 de Septiembre. Concierto muy disfrutable en todos los sentidos, esperemos que vuelvan pronto a Murcia, si tenéis la oportunidad de verlos, no la dejéis pasar.

 

Robert Jon & The Wreck eran los protagonistas de la noche y eso se notó bastante en la afluencia de público en comparación con las otras dos bandas. Aún así, pocos asistentes al concierto, más aún teniendo en cuenta lo interesante de la apuesta. Y es que los californianos dieron un concierto para el recuerdo; sonidos añejos que mezclan rock sureño, blues o soul; ritmos que invitan a bailar o a llorar pegado a una botella de whisky a partes iguales.

El grupo salió a escena con serenidad, sin grandes alardes; no se dedican a alentar al público, no les hace falta. Sus temas hablan por sí mismos y su presencia sobre el escenario hacen el resto para cautivarnos.

Tuvimos que esperar hasta el tercer tema para escuchar algo de su último disco, Good Lovin’ fue el pistoletazo de salida para el repaso a su Good Life Pie. A partir de ahí pudimos escuchar temas como Hey, Hey Mama; The Death of Me o Bad for You que sonaron de lujo.

La primera parte del concierto brilló especialmente Kristopher Butcher, con una manejo majestuoso de las seis cuerdas. Steve Maggiora nos dejó grandes momentos a los teclados en temas como Cold Night; mientras que Robert Jon se mantuvo todo el concierto rozando el sobresaliente, tanto en el aspecto vocal, como en el musical; sin querer destacar demasiado sobre sus compañeros.

El concierto iba de lujo, pero estos sureños todavía se guardaban una as en la manga, un comodín llamado Tightrope. Con ella se desató todo el potencial que encierra esta banda, un tema instrumental alargado para lucimiento de cada uno de sus miembros. De lujo.

Con los ánimos por las nubes enfilamos la traca final con Rollin’, Gipsy of love y Steppin’; y público en el bolsillo. Puedo asegurar que Robert Jon & The Wreck ganaron varios seguidores a su paso por Murcia.

 robert jon and the wreck

La noche la cerraban los ingleses New Generation Superstars, que devolvieron al Garaje el sonido sucio y la potencia con la que comenzó la noche. Resulta curiosa la inclusion tanto de Star Mafia Boy como de New Generation Superstars en la gira de Robert Jon, mientras que los americanos unen al rock sonidos más clásicos como el blues o el soul, las otras dos bandas son más cercanas al hard rock y el punk; dejando una mezcla extraña, a la par que disfrutable.

newstars generation

Marcando el camino desde el principio con I Won’t stop, nos llevaron por momentos al Londres de los años 70, en el que podrían haber compartido momentos con grupos como Sex Pistols o The Clash. Aunque en ocasiones suenen más a otros como Backyard Babies o New York Dolls.

Que parte del publico estuviera más pendiente de conseguir alguna foto o firma de Robert Jon no hizo mermar el ánimo del grupo; ellos seguían a lo suyo y lo suyo es dar caña. Temas como King of the world, Rockstar o Do it cos I can suenan de lujo en directo; el grupo lo pasa bien sobre el escenario y eso siempre es contagioso, dejándonos un muy buen sabor de boca durante toda su descarga.

Final de lujo con el Blitzkrieg bop de los Ramones con colaboración de Star Mafia Boy; quien, por cierto, estará de gira con ellos en Reino Unido a finales de Julio.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.