Shock EL Hombre de Vitrubio

El Renacimiento es, sin duda alguna una época fundamental en la historia del arte, así como el germen de la Edad Moderna.

Nos encontramos con un periodo que supuso un gran cambio frente a la Edad Media; una larga etapa de regresión cultural en muchos aspectos, en la que la religión tuvo un gran peso como motor político, donde la cultura del pasado fue casi olvidada.

Con el Renacimiento hay un gran cambio filosófico, surge el antropocentrismo donde el hombre se sitúa como centro del universo, frente a la figura de Dios como centro del universo. Se vuelve la vista al pasado clásico de Grecia y Roma, admirando el arte y releyendo a los autores clásicos.

También se escriben tratados sobre la naturaleza del hombre, sobre su comportamiento y formación, como son El Cortesano de Castiglione o El Principe de Nicolás Maquiavelo dedicados a la formación de los futuros gobernantes.

De esta época son grandes artistas como Brunelleschi, Donatello, Miguel Ángel, Rafael o Leonardo Da Vinci.

Sin lugar a dudas hay una obra emblemática que representa perfectamente esa idea del hombre como centro de todo, que es El Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci.

Hombre de vitruvio

En él se observa a un hombre de medidas proporcionales perfectas situado entre un cuadrado y un círculo representando así la belleza de la proporción matemática y científica.

Sin embargo, esta época gloriosa tiene un lado oscuro destacable, pues el antropocentrismo tal y como lo entendieron en la época se centraba en el hombre occidental, noble o burgués, mientras que la figura de la mujer seguía siendo una figura secundaria, sin acceso a profesiones dignas, a una formación elevada y siendo utilizada en el matrimonio como parte de una relación comercial entre familias.

Además en 1492 Colon viaja accidentalmente hasta América, ampliando el mundo conocido, y las potencias de la época comienzan su expansión territorial, sometiendo y dominando a la población nativa, exterminando sus creencias e imponiendo la lengua, religión y sistema político.

Es por esto que no es de extrañar que la banda de Punk Shöck decidiese marcarse esta simbólica portada en su álbum debut en la que un águila lleva en sus garras la cabeza del hombre de Vitrubio de Leonardo Da Vinci, simbolizando así una liberación de ese arcaico antropocentrismo del Renacimiento.

Shöck es una banda de punk rock nacida en Bilbao en 2015, formada por músicos  de otras bandas con la voz de Mick, cantante de No Relax, Vitxo, bajista  de  Mundo Matadero, Nando Batec guitarrista de Batec y con Ritxi de Destierro a la batería, actualmente cuentan con 2 discos, este primer debut y Alta Traición de 2020

En su primer disco encontramos temas que tratan la decadencia de la civilización occidental como generadores del desastre ambiental en el que nos encontramos actualmente, como es Sexta Extinción, un tema muy cañero y directo en sus intenciones.

También destaca la explotación laboral que tratan en  La Fabrica de lxs suicidas, el maltrato animal el Holocausto o el tema de la diversidad sexual en No Son Dos.