Trevor, The Black Dahlia Murder

Duro golpe el que se lleva el metal extremo y el metal en general. The Black Dahlia Murder ha anunciado en sus redes que Trevor Strnad, vocalista, co-líder y fundador de la banda, ha fallecido a los 41 años. La banda no ha dado a conocer los motivos, pero que hayan adjuntado un número de prevención de suicidios hace presagiar lo peor.

TBDM

«Es con una profunda tristeza que anunciamos la muerte de Trevor Scott Strnad. Querido hijo, hermano y pastor de los buenos momentos, fue amado por todos los que le conocieron. Una enciclopedia andante de todo lo relacionado con la música. Le gustaba abrazar, era escritor, y uno de los mejores entertainers del mundo. Sus letras dieron al mundo historias y conjuros y horror y humor. Su vida era ser vuestro espectáculo».

National Suicide Prevention Lifeline
800-273-8255

Hace unos meses, Trevor perdió a su madre, con la cual parecía tener una relación muy estrecha, de forma repentina. Esto no debió a ayudar a un Trevor que ya había anunciado en una entrevista que su salud mental desde la pandemia había pasado por momentos muy bajos. Es pronto para sacar ninguna conclusión, pero no podemos obviar estos detalles.

Trevor fundó The Black Dahlia Murder en 2001 junto a su veterano escudero, el guitarrista Brian Eschbach. Ambos son los únicos miembros de la banda que han permanecido durante toda la vida en esta. Durante todos estos años, la banda ha publicado nueve álbumes de estudio, dos DVDs y numerosos EPs. Su último lanzamiento, Verminous, salió a la venta en 2020, cuando la pandemia recién empezaba. Toda una vida dedicada a asentar a The Black Dahlia Murder como una de las bandas más grandes del death metal moderno.

Pero lo que más destacó de Trevor fue que, incluso cuando su banda ya estaba consolidada, siempre tuvo tiempo para darle voz a nuevas bandas. Pocos músicos han mantenido esa llama tan viva durante toda su vida. Derrochaba pasión por los cuatro costados y era un tío auténtico. Solo hay que darse un paseo por sus redes o echar un ojo a alguna entrevista suya para ver de lo que hablo. Ya es más que legendaria su columna The Obituarist en Metal Injection, en la que recomendaba innumerables bandas underground para deleite de nosotros, los fans. Lo hacía de manera desinteresada y por pura pasión y amor a esta música. Recientemente se mostraba muy emocionado también por su nuevo podcast, Symposium of Sickness, donde encontraba una forma más de mostrar su amor por la música.

Trevor Strnad, TBDM
Trevor Strnad en la última visita de The Black Dahlia Murder a España (Madrid, Sala Cat, 16/11/19). Foto de @zoelilith.photo

A modo de anécdota alegre y divertida, seguía a Trevor en Bandcamp. Rara era la semana en la que no me aparecía una notificación informándome de sus nuevas adquisiciones. No exagero, eran muchas notificaciones (ahora las echaré de menos). Por todo esto, a nivel personal considero a Trevor una persona muy importante para mi. Me transmitió esas ansias por conocer más y más bandas, indagar en la escena y darle todo el soporte que estuviese en mi mano. Siempre habrá una banda a la que llegar, descubrir y compartir. Una banda para rularle a tu colega y sobre la que charlar mientras te tomas algo. No hablemos de lo musical, donde The Black Dahlia Murder ha sido una banda vital en mi viaje hacia lo más extremo del metal.

Nada da me gustaría más que asegurarme de que se fue sabiendo al menos que aquí dejó un legado brutal e imborrable. El vacío que Trevor Strnad deja nunca será llenado, pero vivirá en nosotros mientras dediquemos parte de nuestro tiempo a la música que tanto amó. Me quedaré con la espina de ver a The Black Dahlia Murder en el Leyendas del Rock. Allí me había prometido a mí mismo que haría lo posible por conocerlo, estrecharle la mano y decirle lo mucho que había significado para mi.

No quiero hacer esto mucho más largo. Descansa Trevor, que la tierra te sea leve.