Crónica 981 United – Domingo

Fotos: Melanie Silva

Tras la experiencia vivida en la primera jornada de esta edición del festival coruñés 981 United, que os comenta e ilustra Melanie Silva en este enlace, llegaba el turno del segundo día. Esta vez, se centraba más en música hardore internacional, ya que los protagonistas de la noche serían Stick To Your Guns.

Era su primera parada en España en la gira Route Resurrection que hacían junto a Nasty y Get The Shot. La única banda local programada para este día era Morgen, una banda de punk rock de la ciudad. Sin embargo, la organización se vio obligada a cancelar su actuación así como a retrasar la apertura de puertas un par de horas y, por consiguiente, los conciertos, siendo así imposible cumplir lo programado. La causa de esto fue totalmente ajena al festival, ya que tuvo que ver con una avería en el autobús que retrasó la llegada de los propios Stick To Your Guns. Es cierto que había mucha gente haciendo cola, ya que el evento atrajo asistentes de toda Galicia y de otras provincias, y que a nadie le gusta esperar durante horas. Sin embargo, hay cosas que se escapan al control de cualquier organización y no se debe echar por tierra todo el trabajo que lleva este festival detrás por un desafortunado suceso que podría pasarle a cualquiera. De todas formas, para quienes quedaron con ganas de ver a Morgen, recordamos que actuarán este año en el Resurrection Fest.

Un rato después de abrir puertas, el público ya esperaba impaciente a que esperasen las actuaciones, ya que la mayoría venían calentitos de la noche anterior. Los primeros en salir a escena fueron Get The Shot, liderados por un enérgico vocalista J-P que guió el concierto en todo momento pidiendo a los asistentes que se soltasen e hiciesen mucho mosh. Se dedican a tocar hardcore con muchos toques de metal, una mezcla explosiva que volvió loco al personal. Simple y sencillo, a la par que efectivo. La gente quería caña y ellos les dieron una ración bien grande, durante un de media horita pero bastante intenso donde nadie paró quieto ni un segundo.

Rápidamente cambiaron el set y comenzó la fiesta del beatdown con Nasty, quienes cuentan con una fanbase cada vez más grande y, por supuesto, fuero recibidos con mucho calor por parte del público, quienes esperaban con muchas ganas su actuación. Aquí pudimos percibir el disfrute máximo por parte de los asistentes, quienes descargaban toda su adrenalina en el mosh y practicando el ya clásico ‘hardcore dancing’ que se suele ver en este tipo de conciertos, incluso algunos se atrevieron con el crowdsufring. Con ellos hubo mucha conexión por parte de toda la banda, quienes presentaban su último trabajo Realigion (2017), especialmente por parte del vocalista Matthi. Un apunte, ellos también estarán actuando en el Resurrection Fest.

nastynasty

Y, finalmente, las estrellas de la noche: Stick To Your Guns saltaron al escenario y entre aplausos comenzó un show muy completo. Muchos de los allí presentes ya los habíamos visto el verano pasado presentando su último trabajo True View (2017), dónde si no, en el Resurrection Fest. Es normal que este nombre salga tanto cuando hablamos de bandas que han actuado allí y han conquistado a muchos de los que esta noche se acercaron a Coruña a disfrutar de una velada hardcore. Esta banda es muy aclamada en España, especialmente para quienes gusten del hardcore y punk lleno de pasión, con mucho mensaje y con temas donde dejarse la garganta coreando. Así fue durante toda la actuación, repasando material nuevo pero también sus temas más exitosos para un público más que entregado.

A pesar de cualquier contratiempo, todo el mundo salió de allí con una sonrisa en la cara y el cuerpo muy cansado pero con ganas de repetir el año que viene. Y ojalá así pueda ser, ya que el festival 981 United ya lleva unos cuantos años celebrándose y creciendo como tal, desde Rock Culture felicitamos a la organización por todo el trabajo tras este evento.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.