Crónica Leyendas del Rock 2022: Miércoles

Crónica Leyendas del Rock 2022: Miércoles

Volvemos a Villena, volvemos al Leyendas del Rock, tras dos años de pandemia. Por un lado, me parece que la edición de 2019 fue el año pasado, por otro, siento que hace años que no piso este pueblo, su Polideportivo Municipal y, sobretodo, mi querido Leyendas del Rock. Y es que el Leyendas del Rock es como ese buen amigo al que da igual el tiempo que haga que no lo ves, cuando volvéis a coincidir, es como si no hubiera pasado el tiempo y seguís manteniendo la misma complicidad.

Como es costumbre desde hace años, el festival comienza con su fiesta de presentación, casi siempre protagonizada por grupos nacionales. Este año, además de un buen puñado de grandes nombres patrios, nos encontramos con los alemanes Powerwolf encabezando el cartel de esta primera jornada.

La fiesta de bienvenida comenzaba bien temprano con el folk metal por bandera con la dupla Celtian-Landevir, dos grupos a los que también pudimos ver en el Rock Imperium y que cuentan ya con una buena legión de seguidores.

Celtian

El grupo, encabezado por su vocalista Xana Lavey dio un buen espectáculo, con un setlist centrado en Sendas de Leyenda (2021) y En Tierra de Hadas (2019). Canciones como Magia de Luna, Lágrimas de cera, Tu hechizo o El Hijo del Ayer hicieron las delicias de las personas que se agolpaban en las primeras filas buscando la sombra para eludir el imponente calor del agosto en Villena.

Celtian

Lándevir

Continuamos en el escenario Azuzena con más folk metal, en esta ocasión de la mano de los alicantinos Landevir. Bajo un sol de justicia, salieron a escena con Mi nombre es Rock and Roll, tras ella continuaron con El Espíritu del viento, con la colaboración de Andrea Mediana y Magia. No cabe duda que el estilo que practican Lándevir está en auge actualmente por lo que el grupo gozó de un público bastante numeroso teniendo en cuenta de que era un miércoles a las cuatro de la tarde.

Landevir

La mayor sorpresa del show (aunque ya anunciada) fue la participación de Thomas Vikström y Rosalía Sairem, vocalistas de Therion, con quienes interpretaron Never Stop Dreaming y Leyendas del Medievo respectivamente.

Porretas

No eran aún las cinco de la tarde cuando salieron a escena Los Porretas, el mítico grupo del barrio madrileño de Hortaleza cuenta con más de treinta años de historia y un buen puñado de clásicos conocidos por el público rockero que no paró de corearlos. Así, cayeron temas como: Joder qué cruz, Si los curas comieran chinas del río, Y aún arde Madrid, La del furbol, jodido futuro, Marihuana o Porretas.

Los Porretas

Legion

La legendaria banda de thrash metal volvía tras un parón de casi 30 años y lo hacía con un gran concierto en el Leyendas del Rock. Liderados por Qimi Montañés (guitarra) y Jonathan Dolcet voz y bajo, Legion dieron un magnífico concierto en el que presentaron su recién publicado Legionized.

Legion

Riff veloces y potentes, con una puesta en escena sencilla pero contundente. Pudimos escuchar sus clásicos Mili KK o Possessed con la que cerraron el concierto.

Obús

Turno para otros clásicos patrios: Obús. El sol daba algo de tregua cuando salieron a escena Fortu y compañía. Ochenta minutos durante los que el grupo no dejó títere con cabeza a base de grandes clásicos de su discografía: Juego Sucio, Necesito más, El que más, La Raya, Te visitará la muerte

Obus

No deja de sorprender la energía de Fortu, que con sus casi 70 años no deja de comerse el escenario, sin parar un solo segundo, corriendo de un lado de otro del escenario, tocando la batería e incluso haciendo el pino.

En la parte final del show llegó el momento para los solos de los músicos, lo que se hizo un poco largo, aunque es fácil reengancharse al concierto con un tema como Vamos muy bien con la que acabaron el concierto por todo lo alto.

El Drogas

Llegaba el momento más esperado del día para mí. Y es que, da igual las veces que haya disfrutado del directo de El Drogas o de Barricada; siempre es un placer disfrutar de Enrique Villareal y compañía. El grupo se encuentra se encuentra ahora mismo en la gira 40 aniversario de Barricada y no tenía claro si su actuación en el Leyendas estaría centrado en los clásicos del grupo de la Txantrea o en los temas de su nueva época.

El concierto fue una interesante mezcla de ambas opciones, comenzando con En la silla eléctrica y Esperando en un billar de los Barri y continuando con Así, Frío o En punto muerto de su nueva etapa.

Siempre es un placer comprobar el buen nivel que mantiene Enrique tras tantos años y qué decir de sus escuderos, Txus Marivi, Flako y Brigi Duque, quienes defendieron con solvencia los temas más antiguos como Bahía de pasaia, A toda velocidad o Campo Amargo.

40 años dan para mucho y a lo largo de los 80 minutos de concierto el grupo cambió de velocidad en varias ocasiones, combinando temas como Cordones de Mimbre o Animal Caliente con otros como Oveja Negra, No hay tregua o En blanco negro, cantada casi por completo por el público.

El Drogas

Ñu

Volvemos al Jesús de la Rosa para disfrutar de otro de los grupo clásicos del rock patrio, uno de los más longevos del país. En 1974 nada más y nada menos se formó el grupo por J.C. Molina (al que entrevistamos hace unas semanas) y hoy en día sigue dando caña y manteniendo un nivel más que aceptable. El show comenzó con Molina al piano interpretando Algunos músicos fueron nosotros, seguida por el clásico No hay ningún loco. El grupo contó con la colaboración de la violinista Sara Ember, que subió aún más el nivel del grupo.

Guitarra acústica en mano, Molina comenzaba la mítica Tocaba Correr, cantada por parte del público. También fueron cantadas por el público Ella o El Tren. Por desgracia, el concierto acabó unos 10 minutos antes de su hora, dejando algún que otro tema en el tintero.

Powerwolf

Powerwolf eran los encargados de encabezar esta primera jornada del festival. Los lobos alemanes volvían a Villena años después con un interesante espectáculo en el que prácticamente todos los miembros del grupo son protagonistas, aunque no se puede negar el carisma de Attila Dorn, su vocalista y de Falk María Schlegel, el teclista del grupo que no paraba de animar al público.

El grupo salió a escena con fuego y una magnífica escenografía y Faster Than the Flame como carta de presentación. Tras ello, el cantante tuvo que bendecir el escenario para oficiar (según sus propias palabras) la única misa del metal del mundo. Aunque Call of the Wild (2021) es su último lanzamiento, el concierto repasó toda su discografía, quizás con especial atención a su anterior disco, The Sacraments of Sin (2018). Temas como Armata Strigoi, Demons Are a Girl’s Best Friend o We Drink Your Blood con la que cerraron demostraron por qué eran los cabeza de cartel de esta fiesta bienvenida.

Leyendas había vuelto por todo lo grande y aún nos quedaban tres días de música y diversión por delante.