Crónica y fotos: Intervals + Sithu Aye + The Omnific (Madrid)

Intervals logran un concierto muy exitoso en Madrid gracias al virtuosismo de sus miembros.

Por fin era el turno de llegar a España de una de las bandas más consolidadas del panorama instrumental. Los canadienses Intervals venían realizando un largo tour por Europa en el que repasaban los mejores temas de su carrera. Acompañados de Sithu Aye y los noveles The Omnific, el bolo prometía ser uno de los mejores del año para fans de este género. Incluso prometía hacer sombra a los mismísimos Animals as Leaders, de paso por España hace tan solo una semana (por cierto, concierto al que también asistimos y del que podéis leer la crónica en el siguiente link)

¿No pudiste asistir al concierto? ¿Quieres volver a revivir los mejores momentos del bolo? No te preocupes, ¡desde Rock Culture os contamos lo que sucedió en su visita a la capital!

intervals

Eran las siete de la tarde cuando comenzamos a entrar en la sala Caracol, lugar predilecto del rock y metal progresivo en los últimos años, dispuestos a disfrutar de una noche de música excepcional. Sin embargo, la gente tardó bastante en ir llegando a la sala por el hecho de ser jueves. Después de un corto tiempo empleado en revisar el merchandising de las bandas y de adquirir bebidas refrigerantes para disfrutar del concierto algo más desinhibidos, era el turno de empezar con la música en directo.

THE OMNIFIC

The Omnific

Los encargados de abrir la velada no eran otros que The Omnific. A eso de las 7:30, subieron puntuales al escenario para dar un recital digno de las bandas siguientes. Este grupo venido desde Australia venían presentando su EP, The Mind’s Eye, estrenado este año. Nada más salir al escenario, la banda atrajo la atención del público por dos hechos: por su corta edad y por su formación habitual, compuesta únicamente por dos bajistas y un batería. El público rápidamente conectó con la banda. Esto se debe a la enorme habilidad técnica de los integrantes, los cuales a pesar de no ser músicos consolidados tenían un dominio absoluto de sus respectivos instrumentos.

La música estaba compuesta por ritmos de auténtica locura y con melodías lanzadas por un ordenador, algo que no siempre es del gusto del espectador pero que, sin embargo, es muy usual en este tipo de géneros y en multitud de grupos de hoy en día. El setlist estaba compuesto en gran medida por canciones de su último EP como The Stoic o Khimaira. También tocaron un tema que todavía no habían tenido oportunidad de tocar en toda la gira llamado Pharaoh y perteneciente a su primer trabajo Sonorous. Todavía sin mucha gente en la sala, The Omnific agradecieron enormemente la presencia a todos los espectadores y al resto de bandas. Sin lugar a dudas, fue un concierto muy disfrutable y que no se hizo pesado en ningún momento.

SITHU AYE

Tan solo unos minutos después, a las 8:20, el músico Sithu Aye estaba preparado para hacer lo propio junto con sus compañeros de grupo. Venidos también desde Canadá y tocando un rock instrumental muy similar al de sus compañeros, Sithu Aye fue una de las sorpresas de la noche. Con una técnica excepcional y con melodías alegres que combinaban con la furia de ciertos ritmos, la banda supo cautivar al público. La primera canción fue uno de sus éxitos de su último álbum, Homebound (2018), llamada Primary Ignition. El resto de temas fueron un repaso de su discografía, a estas alturas ya considerándose extensa.

Uno de los momentos álgidos llegó con las canciones de sus EPs Senpai y Senpai II por las que, totalmente en broma, pidió perdón de antemano. Entre estos temas contaba la célebre imitación de Animals as Leaders llamada Anime as Leaders (The Woben Weeab) en la cual imita la forma de tocar de Tosin Abasi, utilizando el pulgar a modo de bajo continuo en las cuerdas séptima y octava. Otro de los temas fue la divertida Senpai, Please Notice Me! con influencia clara de los característicos openings del anime japonés. Sithu Aye se despidió tocando Double Helix de su álbum Cassini, uno de sus mejores temas

Sin duda alguna, a todo el mundo sorprendió la increíble habilidad del guitarrista y de sus dos compañeros, a los que agradeció enormemente por darles la posibilidad de tocar todas sus composiciones en directo, ya que estas proceden directamente de su habitación y han sido grabadas enteramente por él. Sithu no sólo sorprendió por su habilidad como músico sino por su peculiar carácter de chico introvertido y amante del anime que contrasta con la personalidad esperada de un frontman que está realizando una gira por toda Europa. Se despidió agradeciendo al público y pidiendo una ovación a “los locos australianos que hacen música con dos bajos” y a los increíbles Intervals.

INTERVALS

Intervals Madrid

Era el turno del plato fuerte, los canadienses Intervals venían para levantar al público con su impresionante música. Con la sala algo más repleta, comenzaron su show puntuales, a las 9:20. La canción con la que abrieron no fue otra que su archiconocida Touch and Go, que avivó a todos los presentes. La banda, proyecto de Aaron Marshall sorprendió con un setlist que agrupaba lo mejor de su trayectoria especialmente con canciones de sus trabajos más sonados como The Way Formard y The Shape of Colour.

El sonido fue extremadamente limpio y potente, característico de bandas similares. El grupo contaba con los que son, posiblemente, de los músicos más técnicos de la escena instrumental actual. Esto no dejó frío en ningún momento a los espectadores, los cuales pudieron disfrutar enormemente del show y apreciar la calidad técnica de los integrantes. El carismático Aaron Marshall no paró de moverse en todo momento, contagiando a todo el mundo de su energía y virtuosismo. Uno de los momentos más destacados del show se produjo cuando Aaron reconoció que España era uno de sus lugares favoritos para tocar por el entusiasmo que mostraba el público. Este, por otra parte algo escaso, pero enormemente entregado. También prometió que volvería en la próxima gira, sin ninguna duda.

intervals

Entre las canciones más disfrutadas se encuentran Impulsively Response, Leave No Stone o la animada Belvedere pertenecientes a The Way Forward (2017), su último disco. De The Shape of Colour se pueden destacar temas como Sure Shot, Black Box o la virtuosa I’m Awake. Se despidieron con tres canciones de su primer disco In Time (2012), de sonoridad algo más dura y con más influencia del metal. Estas no fueron otras que Alchemy, Mata Hari y Epiphany, canciones que gustaron enormemente al público y perfectas para cerrar un concierto que repasaba lo mejor de Intervals.

Antes de tocar la última canción, Aaron recalcó que no les gustaba hacer el tradicional encore (el grupo se va durante unos minutos detrás del escenario para volver a cerrar el show de forma apropiada) y que esta sería de verdad su última canción. Ninguno de los presentes nos acabamos de creer esto y, sin embargo, ocurrió tal y como lo dijo. Al término de Epiphany, se despidieron del público para no volver a tocar más. Esta fue la única nota amarga del show, ya que únicamente duró una hora, algo poco común para un grupo que encabeza una gira. Esto dejó al público con ganas de más pero, aun así, plenamente satisfecho a juzgar por los comentarios que se oían al término del show.

intervals

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.