Vince Neil (Mötley Crüe) y Razzle (Hanoi Rocks)
Vince Neil (Mötley Crüe) y Razzle (Hanoi Rocks)

En los años 80 el Glam Metal era el género por excelencia de los derivados del Rock. Maquillajes intensos, grandes cardados y actitudes provocadoras copaban las listas de éxitos y se colaban en más de una emisora comercial. En Los Ángeles, Mötley Crüe tocaban en los lugares más emblemáticos de Sunset Strip, mientras en Finlandia, los jóvenes Hanoi Rocks se abrían camino en el mundo del Glam. Sin embargo, un trágico accidente de coche uniría a ambas bandas en 1984: el que acabó con la vida de Razzle, baterista de Hanoi Rocks.

8858 kilómetros de Glam Metal

Tras media década en las sombras y con pocos éxitos a la vista, el género Glam volvía a las emisoras de medio mundo a comienzos de la década de los 80. Y lo hacía con una estética más recargada, un sonido más pesado y, por qué no decirlo, con mayores dosis de “mamarrachismo”. El nuevo género se llamaba Glam Metal y se convertiría en uno de los estilos más importantes de los años 80.

Su orígen está en los clubes nocturnos de Sunset Strip de Los Ángeles y su máximo representante en el grupo autóctono Mötley Crüe.

Los Crüe comenzaron su andadura en 1981 y no tardaron mucho en tocar en los garitos más populares de Sunset Strip. El Roxy Theater y el Whiskey a Go Go se rendían a sus pies, mientras, a 8850 kilómetros, hacían lo propio en los bares finlandeses y suecos la banda Hanoi Rocks.

Hanoi Rocks
De izquierda a derecha, los miembros de Hanoi Rocks: Nasty Suicide (guitarrista), Sami Yaffa (bajista), Michael Monroe (vocalista), Andy McCoy (guitarrista) y Nicholas «Razzle» Dingley (baterista)

Hanoi Rocks llevaba desde 1979 tocando y había conseguido cierta popularidad no solo en su país sino también en Gran Bretaña y parte de Asia. 

La banda, que había comenzado con un sonido más Punk-Rock, había entrado de lleno en el mundo del Glam Metal para 1983, tras publicar su cuarto álbum de estudio y firmar un contrato con la discográfica CBS Records.

Este contrato les llevó hasta Estados Unidos, donde pudieron hacer una gira que se cancelaría en septiembre de 1984 a causa de una fractura de tobillo de su cantante, Michael Monroe.

De este modo, mientras Monroe descansaba, el resto de miembros de la banda tuvieron tiempo para disfrutar de la cuna del Glam Metal, Los Ángeles, y conocer a uno de sus grandes referentes: Mötley Crüe.

El accidente que acabó con Hanoi Rocks

El 8 de diciembre de 1984 ambas bandas coincidieron y el vocalista de Mötley Crüe, Vince Neil, no dudó en invitar a los finlandeses a su casa de Redondo Beach.

El propio Neil, Tommy Lee (baterista de Mötley Crüe), Mick Mars (guitarrista de Mötley Crüe), Andy McCoy, Sami Yaffa y Nicholas “Razzle” Dingley disfrutaban de la velada cuando el alcohol comenzó a escasear.

Vince Neil no dudó en subirse a su De Tomaso Pantera para comprar las bebidas y fue Razzle quien lo acompañó.

Sin embargo, ni la fiesta en casa del vocalista, ni la gira que Hanoi Rocks tenía pendiente pudieron continuar.

A la vuelta del inofensivo paseo de Neil y Razzle, el coche del cantante se estrelló frontalmente contra otro. Poniendo fin a los 24 años de vida del baterista de los finlandeses.

Su muerte fue inmediata y Vince Neil fue acusado de homicidio y de conducir bajo los efectos del alcohol, imponiéndosele una pena de 30 días de cárcel.

Así se relataban los hechos en el reciente filme inspirado en el libro The Dirt sobre la vida de Mötley Crüe:

Hanoi Rocks no superó la pérdida de su amigo y baterista Nicholas “Razzle” Dingley y acabó separándose pocos meses después del accidente.

Mötley Crüe, por su parte, dedicó su álbum Theater of Pain al joven Dingley.

El Glam Metal, gozó de varios años más de popularidad no sólo en occidente si no también en algunos países asiáticos. Sin embargo, el enorme potencial de Hanoi Rocks nunca pudo llegar a desarrollarse. Y sus canciones quedaron prendidas del recuerdo de un baterista que todavía hubiera tenido mucho que ofrecer.