Jacob Collier, destinado a convertirse en imprescindible en la historia de la música

Jacob Collier es un músico inglés nacido el 2 de agosto de 1994. Este joven de aspecto dicharachero (acorde a su personalidad) está poniendo patas arriba el mundillo del jazz, el cual lo tiene en un pedestal. Y no les faltan razones. El músico británico, además de haber colaborado con grandes personalidades de la música mundial, creado instrumentos y participado en grandes acontecimientos mundiales, posee una manera de entender la armonía y el ritmo que lo convierten en alguien único.

Su madre, Susan Collier (la cual es violinista, profesora y directora del apartado junior de la Royal Academy of Music), jugó un papel importante a la hora de empapar de música y músicos a Jacob desde pequeño. Éste tradujo esas prontas experiencias en algo que se convertiría, con el paso del tiempo, en único. En su (tardía) infancia y adolescencia empezó a moverse trabajando tanto solo como con otros músicos e ingenieros. Prácticamente autodidacta, en 2011 se lanzó a subir covers a Youtube, lo cual llamó la atención del mismísimo Quincy Jones, quien no tardó en llamarlo para tocar con él y Chick Corea en el Festival de Jazz de Montreux.

Jacob Collier

Jacob Collier empezó a girar en solitario con su proyecto de One Man Band, utilizando una experiencia multimedia en vivo inédita y que creó junto con Ben Bloomberg (el mismo que le ayudó a crear un nuevo instrumento: el armonizador), el joven inglés empezaba a hacerse hueco en el mundillo del jazz mundial. Para que os hagáis una idea de lo que ha vivido en estos últimos años, voy a dejaros unos cuantos de los muchísimos sitios en los que hemos podido encontrar a este prodigio:

  • Montreux Jazz Festival en 2014 y 2015 (con Chick Corea, Herbie Hancock y Quincy Jones).
  • Grabando un himno a capella de “Jerusalén” para la campaña de la Copa Mundial de Rugby en Inglaterra en 2015 (junto con Beats y Dre), saliendo en la televisión nacional antes de cada partido de la selección.
  • En la grabación de Family Dinner Vol 2 de Snarky Puppy, interpretando el tema “Don’t You Know”.
  • En un concierto tributo a Quincy Jones en el Royal Albert Hall, interpretando su tema “In The Early Morning” con la Metropole Orkest en 2016.
  • Siendo parte de la composición de la BSO de la película “Bebé Jefazo” de Dreamworks, trabajando junto con Hans Zimmer.
  • En una conferencia TEDx Talks de Vancouver, 2017.
  • Junto con Cory Henry y la Metropole Orkest en el North Sea Festival (tenéis ese directo en Youtube, os lo recomiendo muchísimo).
  • Colaborando con Tori Kelly grabando una cover de “Have Yourself A Merry Little Christmas”.
  • Grabando junto con Coldplay coros de su álbum “Everyday Life” en las canciones “Church”, “Everyday Life” y “Cry Cry Cry”.

Por si no os parece suficiente ha ganado cuatro premios Grammy. Dos en 2017 (mejor arreglo, instrumental o a capella por You and I de Steve Wonder y a mejor arreglo, instrumental y voz por una versión de Los Picapiedra) y otros dos este pasado 2020 (mejor arreglo, instrumental o a capella por Moon River y mejor arreglo instrumental con acompañamiento vocal por All Night Long).

Jacob Collier

En 2017 Jacob Collier creó #IHarmU, un proyecto en el cual personas de todo el mundo le mandaban un minivideo de unos 15 a 30 segundos y él se encargaba de rearmonizarlos. Teniendo tan solo 4 entregas, el artista inglés contó con colaboraciones de músicos tan sonados como Jamie Cullum, Herbie Hancock o Kevin Olusola.

Jacob Collier está actualmente embarcado en el lanzamiento de su quinto álbum, el cual es la cuarta y última parte de su trabajo Djesse. Los tres primeros tienen un enfoque totalmente distinto el uno del otro. Si bien el segundo y tercero conforman los discos más chill y más funkies respectivamente y el primero sería una cosa intermedia (bajo mi punto de vista), el inglés no ha dado pistas sobre qué nos puede deparar este Djesse Vol 4. Quiero hacer mención especial al tercero de los Djesse. Como amante del funk, el soul y toda la gama que se pueden encontrar en ese disco, para mí ha supuesto un mini punto de inflexión a la hora de entender la música; cómo canciones tan complejas a muchos niveles pueden resultar tan cautivadoras y adictivas incluso para público que puede no estar tan familiarizado con el jazz. Para muestra un botón: llegamos a verlo el #2 en las listas de Billboard en diciembre de 2019.

Pese a no contar con una discografía amplia, lo poquito que ha sacado en solitario ha puesto de relieve que la figura de Jacob Collier está destinada a convertirse en imprescindible en la historia de la música. Su visión a la hora de afrontar composiciones difícilmente pueden no cautivarte, el uso que da a las microtonalidades y armonías negativas están llenando folios en blanco de teoría que no ha sido estudiada tal y como la plantea el joven británico. Su carisma y creatividad son otro punto fuerte que Jacob maneja a la perfección, lo podemos ver en numerosos vídeos hablando y comunicándose con una gracia natural que, diría, es un don innato. En resumen, estamos viviendo en los tiempos de un Mozart del jazz contemporáneo (en cuanto a relevancia y facilidad para inspirar). Dejad de perder vuestro tiempo y, lo hayáis escuchado o no, id a hacerlo ahora mismo.

PD: mucho ojito con el jazz inglés en general, fácilmente el mejor que hay actualmente (de nuevo, bajo mi punto de vista).

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,333FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte