Mujeres en la industria musical: Elizabeth Amoedo (Vocalista Against Myself)

¡Hola! Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo. Antes de nada, me gustaría que nos contaras ¿Cómo han sido tus inicios en la industria musical? ¿De dónde nació el interés por este sector?

¡Hola! Gracias a vosotros por contar conmigo. Lo cierto es que mis inicios en la industria musical fueron tardíos según mi punto de vista. Empecé a cantar siendo niña, pero no fue hasta los 22 años que entré en una banda formal como tal y empecé a cantar de manera más profesional. Mi interés se desarrolló gracias a lo bien que me sentía cantando, los sentimientos que me llenaban en esos momentos tan especiales. Me sentía completa y realizada encima de un escenario, lo que hizo que no solamente me conformara con karaokes y fuera a por un proyecto más ambicioso.

Cada vez podemos ver más la presencia de mujeres en carteles de festivales y otros eventos, pero aun así sigue predominando la presencia masculina en este ámbito ¿A que crees que se debe?

Creo que a día de hoy sigue habiendo machismo en la sociedad, no está normalizado que una mujer pueda conseguir un resultado musical como el de un hombre. Y no solo se aplica a la música, sino en general, en cualquier ámbito sigue habiendo desigualdad. Pienso que es más una cuestión de ideales y opiniones que a posibilidades reales en la actualidad.

Creo que a día de hoy sigue habiendo machismo en la sociedad, no está normalizado que una mujer pueda conseguir un resultado musical como el de un hombre.

¿Qué medidas piensas que deberían tomarse para ayudar a que esta situación cambie?

La normalización e igualdad del hombre y la mujer, tanto a nivel profesional como vital.

¿Cuáles son las principales diferencias que encontraste a la hora de introducirte en el mundo musical siendo mujer?

He sido cuestionada varias veces por mi capacidad vocal, como hacer gutural o rasgar, porque no tengo lo mismo que un hombre para sonar igual que uno. Del mismo modo, alguna vez me he sentido más analizada que a mis compañeros o cuestionada por mi imagen, y en este caso, he sido juzgada tanto por hombres como por mujeres.

¿Ves un crecimiento de presencia de miembros femeninos en esta industria en los últimos años? ¿En que ves que ha cambiado?

Si, notablemente la mujer se adentra cada vez más en la industria musical. Poco a poco empieza la industria a normalizar la situación y darnos inclusividad.

¿Por qué mujeres te sientes inspirada? ¿Hay alguna con la que te hiciera especial ilusión trabajar?

A nivel nacional me siento inspirada por Mónica Naranjo desde pequeña, y en los últimos diez años también por Zuberoa Arnaez. Ambas han sido una gran inspiración para mi. A nivel internacional, no puedo dejar de nombrar a Amy Lee, gran musa de muchas voces a día de hoy. Junto con Tarja Turunen, Marcela Bovio, Floor Jansen, Tatiana Shmaylyuk o Simone Simons por ejemplo. Trabajar con cualquiera de ellas para mi significaría cumplir uno de mis sueños.

¿Cuáles son los referentes que ves dentro del sector que sirven como referencia para nuevas generaciones?

Creo que un buen ejemplo de avance es la banda Jinjer, donde canta Tatiana Shmaylyuk. Esta mujer es considerada una bestia incluso por el publico masculino. Opino que ha roto esquemas y que nos ayuda a muchísimas otras artistas a ser aceptadas y valoradas en el sector.

Siendo mujer siempre se juzga más la apariencia física algo que en los hombres parece no ser tan relevante ¿Te ha influido el aspecto físico en algún sentido a la hora de trabajar en este sector?

Me temo que sí. Como comentaba antes, me he visto más de una vez siendo analizada, juzgada y criticada por varias personas de ambos géneros a la hora de dar un espectáculo o de hacer una sesión de fotos. Como mujer, tristemente, tenemos esa presión de ser examinadas según lo que llevemos puesto.

Como mujer, tristemente, tenemos esa presión de ser examinadas según lo que llevemos puesto.

¿Hay alguna situación que hayas vivido en esta industria por ser mujer que te haya marcado?

Hasta el momento debo decir que no he tenido ninguna experiencia como tal, ni agradable ni desagradable. Momentáneamente he recibido algún comentario comparativo bastante desagradable, puesto que las comparaciones son odiosas y cada persona es quien es. Por el momento solo eso. Me gustaría que se quedara ahí la cosa.

¿Pensáis que en este sector prevalece la sororidad ante la envidia o al contrario?

Es una pregunta complicada, creo firmemente que depende de los intereses y autoestima de cada una, por muy triste que suene. Siempre hay envidia, desafortunadamente. Ojalá en un futuro deje de ser así, pero por el momento está presente. Me gustaría pensar que el sector y todas nosotras nos mantendremos unidas, apartando nuestras diferencias, en busca de un bien común.

En esta situación que estamos viviendo otros sectores están siendo menos afectados que el de la cultura ¿Cómo lo estáis viviendo?

La verdad es que está siendo sumamente complicado, tanto a nivel personal como profesional. No poder viajar para ver a la familia, no poder viajar siempre que lo necesitamos para avanzar en nueva música, o simplemente el hecho de llevar más de un año sin tocar y ver todas las fechas que se han cancelado a lo largo del 2020… Es difícil y requiere fuerza para sobrellevarlo.

Para ir finalizando, ¿Os gustaría dejar algún mensaje a los lectores de Rock Culture?

Solo puedo dar las gracias por el apoyo que estamos recibiendo los músicos por parte de los fans y de los medios como Rock Culture para poder sobrevivir a estos tiempos tan desafortunados. Muchas gracias por todo el cariño y atención que nos brindáis, haciéndonos sentir con fuerzas para continuar. ¡Y también muchas gracias a Rock Culture una vez más por contar conmigo!

Melanie Silva
Adicta a la fotografía,amante del retrato sobre el escenario.Abriéndome paso en el fascinante mundo del medio musical.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte