Reseña de Fracture, nuevo trabajo de Bleed From Within

Fracture, nuevo álbum de Bleed From Within

Hace apenas unos días salía a la luz el quinto trabajo de los escoceses Bleed From Within, sin duda su mejor disco hasta la fecha lo cual es difícil teniendo en cuenta su anterior trabajo, Era, que salió hace dos años.

Con Fracture sin duda han demostrado cual es el camino que quieren seguir, un álbum que lleva mucho trabajo detrás en todos los ámbitos. Empezando por el arte que ha sido realizado por su bajista David Provan el cual ha comentado que buscaban algo icónico sobre un fondo rojo, añadió una figura levitando con calaveras para darle un aspecto más primitivo y adaptado al estado de ánimo del álbum, la letra Spears of Light de la canción Night Crossing le inspiró para atravesar el cuerpo con una lanza y crear la forma de mandala de detrás de la figura, los dientes de la lanza sirvieron para la obra de arte de la canción Into Nothing.

https://www.rockculture.es/juventud-egolatria-nuevo-single-de-ilegales/

En cuanto al apartado sonoro en este disco podemos encontrarnos con un sonido mucho más melódico pero repleto de sus habituales riffs, mucho más fresco pero que continúa manteniendo ese tecnicismo que les caracteriza, está claro que la formación del quinteto se estabilizara ha ayudado a que maduraran su sonido y a ir creando uno propio y reconocible tras sus quince años de carrera, y como suelen acostumbrar han producido ellos mismos.

Para abrir este disco la elegida ha sido The End Of All We Know en donde destacan unos riffs muy pesados, con algunos arreglos característicos del djent y unas variaciones de ritmo que desencadenan en un explosivo final, todo ello acompañado de unos guturales y coros melódicos que aportan profundidad.

Pathfinder comienza con unos sintetizadores distorsionados y va creciendo hasta que desencadena en unos guturales acompañados por una guitarra acelerada que solo bajan el ritmo para dar paso a un breakdown, destaca el solo de guitarra que abre paso a la parte final en la que cobra protagonismo la batería.

Into Nothing un tema lleno de fuerza, pero mucho más melódico que sus predecesores, comienza con un ritmo de guitarra acelerado y muy pegadizo al que acompaña la batería, rápidamente se incorpora la voz con unos guturales rasgados y un estribillo muy pegadizo, como en algunos de los anteriores temas nos dejan un gran solo de guitarra antes de llegar al final, pero no sin antes dejarnos con un breakdown.

Fall Away es una de las canciones más rápidas de este disco, comienza con un ritmo muy acelerado de voz al que le acompaña la voz con unos riffs que van respaldándose con cambios de velocidad y se acompañan en todo momento tanto por la voz como por la batería, con unos alaridos que interrumpen ese ritmo marcando la intensidad del tema, como siempre regalándonos de por medio uno de sus característicos solos de guitarra de por medio.

Fracture comienza con un punteo de guitarra bastante curioso acompañado por una voz desgarrada y unos coros, evoluciona lentamente con un aire bastante sombrío en su sonido, pero las guitarras cobran un gran protagonismo al igual que en otras canciones, este tema me gusto especialmente por su ritmo pegadizo y la letra tan personal que tiene.

Night Crossing para esta canción han contado con la colaboración de Matt Heafy de Trivium el que ha contribuido con el solo de guitarra del final de la canción. Un tema muy pegadizo, con un sonido más metalcore que sus predecesoras en el que han sabido incorporar todos lo necesario para que funcione a la perfección.

For All to See tiene todos los elementos necesarios para ser una gran canción, los instrumentos cobran protagonismo de igual modo, tanto el bajo como las guitarras y la batería, pero sin duda en este tema la voz de su cantante Scott Kennedy ha sabido hacer las variaciones vocales idóneas para adaptarse al ritmo del tema haciendo que sea mucho más sonoro, como de costumbre el solo de guitarra es espectacular y suena completamente diferente a los anteriores y para cerrar la canción han incorporado unos breves sonidos atmosféricos.

Ascend de nuevo se caracteriza por su ritmo acelerado, añadiendo coros melódicos que compaginan perfectamente con el ritmo del tema, uno de los más melódicos del disco, con varios breakdowns pero a di referencia de las anteriores sin un solo de guitarra hacia al final ya que en esta ocasión lo han incorporado al inicio.

Utopía nos abre paso al final de este álbum, siendo la canción más larga del disco, no se hace pesada de escuchar debido a que han sabido jugar muy bien con la variación en su ritmo manteniendo la combinación de las guitarras y las voces, jugando con los solos y la batería para dar paso a un final bastante curioso que cierra con el sonido de un micro.

A Deapth That No One Dares destaca por una batería contundente y unas voces oscuras y muy rasgadas muy diferentes a lo que hemos escuchado en Scott anteriormente, un tema intenso pero que no abruma por su velocidad, sin llegar a ser lento deja que disfrutemos de todos los elementos que han incorporado en el haciendo que sea la despedida perfecta para este gran álbum que desde luego marca un nuevo inicio para la banda.

No podría destacar un único tema de este álbum, todos ellos poseen algo que los hacen diferentes, una melodía o un solo que los hace únicos y en conjunto esos diez temas crean un trabajo que vale la pena escuchar con detenimiento en su totalidad.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.