Reseña de Somewhere out: Deep In The Old Forest

Somewhere out: Deep In The Old Forest

Tenía especial interés en reseñar un disco en estas condiciones porque me suponía un reto a nivel personal y quería inducirme un poco en aspectos estilísticos y explicar un poco lo que envuelve este disco. Este trata sobre la exploración del lado más humano y la premisa de los cuentos del folklore europeo. Asociados a la fantasía pero lleno de moralejas e historias para comprender un grupo de valores universales: la soledad, el miedo, el amor, la esperanza, la perdición, el dolor…

Raúl Lupiañez, guitarrista de la banda 41 Ravens, y como principal compositor y arreglista, nos brinda su segundo y nuevo trabajo en solitario bastante más elaborado con un concepto completamente distinto al anterior. Ya no sólo por la duración sino por la propia madurez del disco, las múltiples colaboraciones y el proceso creativo que hay tras el disco. En cuanto a lo musical, se sumerge en el rock y metal progresivo de los 90’s y el post-rock de corte gótico compuesto por un preludio, nueve temas y dos interludios. La instrumentación y los motivos musicales también son un pilar fundamental en el conjunto del álbum, es decir, se pueden identificar muchos matices a lo largo del mismo y requiere poner especial atención para apreciar y degustar lo que nos está ofreciendo.

somewhereout

El preludio nos deja con una frase que debemos recordar para expresar qué valor tienen estos cuentos y que estas historias no terminarán y se seguirán contando de cara al futuro como en el pasado: “These words never ends”. La manera de introducirse al disco se podría definir como cuando abres un viejo libro estando en el regocijo de tu hogar, sentado en tu sillón frente al fuego de la chimenea, introduciéndote en la lectura y así comienzas una historia. Un paseo sin moverte del sillón a través de un viejo bosque.

Tras acabar el preludio, se nos presenta el primer tema del disco Bones, Blood and Fear basado en el relato de Baba Yaga, desde el punto de vista de la bruja Yaga trata sobre lo fugaz que es la vida y la futilidad de esta. Our Promise y You and I en el que entran un violín solista, una balalaika y un mellotrón sintetizados. Mara está basado en el cuento serbio del mismo nombre y es la versión serbia de la Cenicienta y trata del conflicto de identidad del protagonista. Cada canción, o mejor dicho, en cada nacionalidad tienen sus propios acordes que hay que ir descubriendo paso a paso y no se manifiestan de forma tan evidente en las melodías.

El disco en sí, tiene buen sonido pero llegamos a un punto de clímax con Someone with no name basado en el cuento alemán de Caperucita Roja que toca el tema de la inocencia de la protagonista al encontrarse con el Lobo y el descubrimiento de la madurez. Volvemos al tema Our Promise que es un tema basado en el relato ruso de Finist, el Halcón, habla del amor y de cómo resistir a este pese a la siempre fastidiosa distancia y las dificultades que nos envuelve una vez más con un violín deleitoso. Un nuevo interludio titulado Covenant que da paso al tema The Fallen One basado en la leyenda polaca del Twardowski, probablemente uno de los momentos más oscuros del disco a la par de bellos y melódicos, que nos mete de lleno en el tema sobre el sacrificio que se debe realizar para conseguir poder, y como las consecuencias van a nuestro acecho. Aquí lo que predominan son los sintetizadores en la introducción a la canción y la voz en las estrofas que le da ese toque de temor y melancolía.

You and I inspirada por el cuento de folclore ruso María de las Muertes, en la que volvemos a escuchar otra susurradora voz femenina en la que cuenta el punto de vista del cruel Koschei, personaje de la mitología eslava, que se enamora de la protagonista y amenaza con sus poderes y magia. The Midnight Bell que destaca por los arreglos de cuerda propios de bandas como Yes o Genesis de la época Steve Hackett en la segunda estrofa, está basada en el cuento alemán Juan El Erizo enseñándonos lo que se sufre al estar encerrados en uno mismo y como nos liberamos al romper con esa barrera.

The Crystal Mountain está basada en el cuento polaco La Princesa y la Montaña de Cristal, la pieza con mayor poderío del disco. Inesperada y de naturaleza violenta teniendo en cuenta el desarrollo que ha llevado el disco. Un nuevo interludio, Winter nos prepara para el final del disco convertido en poema, trata de la soledad. Y siendo la pieza de mayor duración, The Old Forest, está inspirada en el cuento alemán Hansel y Gretel que pasando por la soledad, el abandono y el ser rechazado acabas terminando por recuperar la esperanza.

Quizá esta obra no sea muy degustada por gran parte de los oyentes, curiosos y melómanos de hoy pero debería ocupar un importante lugar entre los discos nacionales (e incluso internacionales) del progresivo contemporáneo. Una muy buena propuesta traída de la mano de Raúl Lupiañez y sus locuras a la hora de componer. ¡Mi más sincera enhorabuena!

Tracklist:

  1. Prelude: The Stories.
  2. Bones, Blood and Fear.
  3. Mara.
  4. Someone With No Name.
  5. Our Promise.
  6. Interlude I: Covenant.
  7. The Fallen One.
  8. You and I.
  9. The Midnight Bell.
  10. The Crystal Mountain.
  11. Interlude II: Winter.
  12. The Old Forest.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,392FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte