Reseña “Defeater” de Defeater (2019): “Released from the sins of the flesh”

Sangre, sudor y balas

Tras 4 años de silencio, muchos seguidores de Defeater bromeaban diciendo que el grupo no sacaría un disco hasta que sucediera una Tercera Guerra Mundial y pudieran encontrar defeater defeateruna temática para el álbum. Por suerte eso no ocurrió y seguimos vivos. Hace un tiempo anunciábamos por aquí el primer adelanto, Mother’s Sons, de su nuevo álbum homónimo. Tras 11 años de carrera como tienen Defeater, si han decidido titular el disco con el mismo nombre que la banda es para enseñar a su público que ese disco es su sonido, su testamento en vida y su bandera. Está claro que Defeater han construido a través de seis discos un imaginario bélico digno de ser comparado con películas o series como Salvar al Soldado Ryan o Hermanos de Sangre.

La canción que abre el disco, The Worst of Fates, demuestra que la evolución poética y lírica de las letras ha evolucionado consideradamente junto al claro desarrollo instrumental respecto a los primeros discos. Ese hardcore puro está llegando a límites conceptuales preciosos; dos segundos de canción y ya sabes que son Defeater. A diferencia de otros discos, este carece de canciones para bajar el nivel de intensidad como mostraban en otros discos con canciones como Brothers, pero realmente si algún seguidor de Defeater quiere algo con la misma esencia, pero para relajarse, tenemos el magnífico proyecto paralelo del vocalista Derek Archambault, Alcoa.

Como ya mencionamos respecto a Mother’s Sons, es una canción atronadora y, quizás la mejor del disco, aunque cabe decir que dentro del conjunto del resto de canciones coge aún más fuerza. Rozando la definición de disco conceptual, la línea narrativa del disco sigue con la estela que siguen desde la primera canción del primer disco; balas, sangre, sudor, desesperación, frustración, pero al fin y al cabo, poesía. El disco es destructivo, eso es innegable, y canciones como Desperate o No Guilt lo demuestran, al igual que Defeater han demostrado que con este disco se han terminado de consagrar (más aún) en la escena del hardcore americano y esta expiación, como dice la última frase del disco “Released from the sins of the flesh”, hace entrar este álbum a las primeras posiciones de mejores discos del año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.