Reseña del disco debut de Moura: Moura

Moura despliegan sus raíces celtas en su disco debut

La pasada edición del Resurrection Fest tuvimos el placer de disfrutar del directo de los gallegos Moura, que ahora nos traen su disco debut de nombre homónimo.

Un disco que destaca por su brevedad ya que está compuesto por tan solo cuatro temas, todos ellos de bastante duración, con una estética muy cuidada y con ese toque celta que les caracteriza y que podemos ver en su portada en la que aparecen unos monolitos y unas runas sobre el tambor.

En cuanto a la parte musical, como siempre, han experimentado con el sonido de un modo un tanto peculiar ya que parece que sus canciones no siguen un orden compositivo en específico. Sin embargo, en todas se nota el gran trabajo que hay detrás y al escucharlas consiguen envolverte y transportarte a los orígenes celtas más arraigados de nuestras tierras gallegas.

Sin duda, uno de sus puntos fuertes es que las canciones estén cantadas en gallego ya que, en mi opinión, consiguen trasmitir de un modo mucho más veraz todas esas raíces celtas acompañadas por un sonido setentero con toques folk y psicodélicos hacen que valga la pena darles una oportunidad.

Para adentrarnos en este trabajo la canción elegida fue Eira, un tema que comienza con unos tambores acompañados por unos coros rituales que se ven interrumpidos por unos riffs muy pesados y unos teclados con mucha fuerza, todo ello acompañado por un bajo y unos acordes de guitarra acústica con mucha personalidad. Un perfecto equilibrio entre sus influencias tradicionales y su sonido más moderno, en donde la voz nos recuerda a grupos como Kadavar o Graveyard.

A continuación, Da Interzona a Annexia comienza con una apertura muy potente, con casi nueve minutos de duración nos deja disfrutar de diferentes sonidos en donde podemos apreciar de nuevo el teclado acompañado por una guitarra con un ritmo psicodélico y un bajo que los complementa a la perfección y es adornado a su vez por un sintetizador. De nuevo aparece esa voz tan característica que nos evoca esas raíces tan profundas de las que se empapa este grupo, pero esta vez acompañada por una voz femenina y unos coros donde también se aprecian cánticos típicos gallegos.

O Curioso Caso De Mademoiselle X comienza de un modo mucho más calmado con unos acordes de guitarra acústica que nos trasmite mucha tranquilidad, en donde aparecen instrumentos tradicionales que poco a poco se van intensificando para llegar a ese sonido psicodélico que les caracteriza, consiguiendo romper la canción de un modo muy natural, con un bajo que da mucha profundidad al tema y un contrapunto de guitarra eléctrica que nos recuerda al mismísimo Jimmy Hendrix, volviendo a encaminarnos a un sonido mucho más calmado en donde la voz es la protagonista acompañada por la guitarra acústica y hasta un sonido de armónica. De nuevo incorporan el sonido del teclado acompañado por unos efectos de sintetizador muy peculiares y un riff de guitarra que nos recuerda a War Pigs de Black Sabbath.

Para cerrar este gran trabajo nos encontramos con Ronda Das Mafarricas que nos transporta de nuevo a sus raíces más celtas utilizando instrumentos tradicionales como gaita dando un sonido mucho más profundo y unos cantos rituales que se entremezclan perfectamente con el sonido psicodélico. También podemos apreciar instrumentos como la clásica pandereta acompañada por esa voz tan característica y de nuevo utilizando sintetizadores para aportar texturas a su sonido y añadiendo elementos como  el clásico aturuxo gallego.

MOURA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.