Reseña: Ellengæst – Crippled Black Phoenix

Crippled Black Phoenix nos presentaban en Octubre de 2020 su noveno trabajo en estudio: Ellengæst.

La banda de post-rock nació de un proyecto entre proyectos allá por 2004. Con integrantes de Electric Wizard, Mogwai, Iron Monkey y un largo etcétera, una de las cosas que ha caracterizado a esta banda, sea por fortuna o por desgracia, han sido las entradas y salidas de componentes. Es probable que esta situación junto con la ruta por la experimentación a la que el líder de la formación Justin Greaves conduce a la banda, haya tenido como resultado este conmovedor y variado álbum: Canciones largas con reminiscencias del doom, del sludge y hasta post-punk, una atmósfera magnética, un muro de sonido que pone los pelos de punta y, quizá, debido a sus cambios de formación colaboraciones de lo más interesante.

Este carrusel de emociones comienza con House of Fools, un tema desgarrador con unos cambios de ritmo significativos y que funciona genial para mostrarnos lo que va a ser el resto del disco, si bien ya habían preparado el terreno con su single Lost. Esta canción fue mostrada al público acompañada de un vídeo no apto para todos los estómagos, y es la primera colaboración del disco con Vincent Cavannagh de Anathema en un fantástico dúo con la vocalista integrante Belinda Kordic, que nos sumerge de lleno en el esperado Post-metal del grupo.

Cabe destacar también la intervención de Kristian -Gaahl- Espedal. El vocalista de Gorgoroth aparece en In the night: un tema susurrante, estoico. Nos coge de la mano en el camino por la niebla nocturna que está siendo Ellengaest y nos deleita con una melodía oscura que recuerda a King Dude, incluso a Nick Cave. Otra vez, la voz de Kordic aporta solidez a la mezcla y ya podemos comprobar que ha sido una apuesta segurísima por la banda.

Cry of love coquetea intensamente con el gothic rock y, aunque es la canción más corta de todo el álbum, desde luego es una de las más interesantes.

Pero sin duda, la sorpresa más grata de todo el disco es The invisible past, con la impecable colaboración de Jonathan Hultén, antiguo Tribulation.

“Deep down we all know, at our cores, we are of the same. One whole. And our spirits are its nature, it’s life that is blooming and there is no doubt that all is love

Si sigues un poco a Jonathan, sabrás de sobra que hace oro todo lo que toca. En once minutos y medio de pasión, este tema nos sumerge en un precioso trance de introspección, ganando intensidad desde su suave y melancólico comienzo. Es melosa, evocadora… simplemente brillante.

 

Finalmente, Crippled Black Phoenix cierran su último trabajo con una versión de Bauhaus: She’s in parties, y está tan bien adaptada al estilo de la banda que casi cuesta creer que sea una versión.

Ellengæst es emoción en su estado más puro durante casi una hora de álbum, especialmente para los amantes de los sonidos oscuros. Crippled Black Phoenix continúa su carrera con un trabajo precioso e impecable, lleno de reflexión y alguna otra puñalada al corazón.

Estamos deseando más.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,541SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte