Una noche de música instrumental en Coruña

El Sábado fuimos a la sala Mardi Gras a disfrutar de un concierto fantástico. Syberia volvían a la ciudad para presentar su nuevo trabajo Statement on Death, acompañados por los portugueses Verbian, que ya cuentan con dos EP y un disco a sus espaldas.

Verbian fueron los encargados de abrir la noche. Aunque ya los había investigado antes del concierto, en directo me conquistaron. Sonaron fantásticos y tenían mucha energía. Tienen muy buenas canciones y se nota que saben componer y darle una evolución orgánica a sus temas, especialmente en los instrumentales. Además, los interpretaban muy limpiamente y se veían cómodos en el escenario.

Las canciones iban ganando capas especialmente cuando también tocaban teclados, aunque también utilizan sintetizadores pregrabados o distintas melodías de fondo que aportan mucho a sus canciones. Todas acaban atrapándote de alguna manera. Lamentablemente, no tuvieron mucho tiempo para tocar, pero me llevo una banda a la que seguir la pista.

Syberia tomó el relevo y, como siempre, con el primer acorde de guitarra ya tenían a toda la sala atrapada. Tienen una increíble capacidad de llenar el escenario o, mejor dicho, la sala en la que toquen, sea cual sea. Recuerdo un documental en el que Bruce Dickinson decía algo así como que un frontman tiene el trabajo de hacer que incluso en el estadio más grande, el de la última fila sienta que canta para él. Syberia lo logra a través de su música, aunque no haya frontman como tal.

Sin duda, Syberia es una de mis bandas favoritas porque, además de ser técnicamente muy buenos y transmitir mucho con sus composiciones, tienen uno de los mejores directos que te puedes echar a la cara. Como de costumbre, cuando llegaban las partes más duras, daban todo, y la energía que desprenden en el escenario es totalmente magnética. Además, los nuevos temas suenan genial y todo fue impecable y arrollador. De repente, había pasado una hora y el concierto terminaba. Fue una sensación agridulce, pero allí estaré en la próxima oportunidad para disfrutarlos como un enano.