Crónica de Salduie en Madrid, concierto X aniversario y cierre de Viros Veramos

Crónica Salduie en Madrid

Dicen que lo bueno se hace esperar y no es para menos. Un año después, debido a esta larga pandemia los zaragozanos Salduie han podido cerrar la gira de Viros Veramos y el X aniversario de la banda con un doble concierto en su formato más eléctrico y duro en Madrid.

Salduie

Hace unas semanas pudimos verles en formato acústico, con una notable calidad en la adaptación al formato de los temas, pero había ganas de verles en su estado original.
Puntuales y bajo una temperatura casi infernal arrancaba el segundo pase, con la intro Viros Veamos momento en el cual el público se entregaba en cuerpo y alma a esta banda para que arranquen con toda su fuerza con Sedeskien, primer corte de Viros Veramos en donde las gaitas y guitarras se entrelazan para encaminarnos hacia el campo de batalla, una batalla que se avecinaba con el próximo riff acelerado de Tvrma Sallvitana cuyo estribillo pone de manifiesto que las voces de los Diegos y Nem pueden hacer posible unas armonías complejas.

Poco después sin casi tregua llegaría el turno de rendir culto al líder celtíbero Olíndico y su leyenda de la lanza de plata entregada por los dioses con un estribillo cantado a coro por una sala llena y a una sola voz.
Para animar más el asfixiante calor de la sala, pronto encendieron Los fuegos de Belenus donde la banda se comía todo el espacio del escenario entre saltos, para envidia de un público que aún no puede disfrutar de plena libertad de movimiento en directo, cosa que se sigue echando en falta en noches cómo estás.

SalduieDe pronto Nem y Diego nos invitaban a alzar nuestras bebidas para que nos pusiéramos a brindar, uno de los temas más antiguos de su disco Imbolc, de corte más fiestero y alegre.
y así Llegaba la primera colaboración de la noche, ni más ni menos que Jezabel, la violinista de la banda folk Kinnia que puso todo su arte para invocar al poderoso dios Netón, un tema complejo, que resultó muy grato escuchar acompañado de su violín, apoyando las voces con sus notas alargadas, previas a los cambios de ritmo que tiene este tema complejo, donde estacan los guturales de Diego Bernia, quien poco después se pondría la máscara del Bosnerau, leyenda de la mitología del Pirineo sorprendiendo de nuevo a los presentes, alternando sus guturales con las flautas de David Serrano.

Continuaron las referencias mitológicas a través de Imbolc, invocando al oso ancestral que traía el ritual de fertilidad celta, este tema que daba nombre al álbum debut de la banda y cuyo ritmo frenético de gaitas hacía que la temperatura siguiese aumentando por momentos.

Para poder relajar el ambiente llego el momento de brindar con Caelia, donde el Bouzouki irlandés de Victor Felipe tiene un protagonismo en esta canción de corte más folk para después volver al ritmo frenético del gran Sertorio donde nuevamente el bouzouki arrancaba para dar paso a las guitarras más contundentes de la noche.
De pronto fue el momento de bestias númidas donde las baterías de Adrián Berna mostraron la combinación de velocidad y contundencia. hay que reconocer el meritorio esfuerzo de prepararse todo el set list en apenas 4 días un esfuerzo más que destacable, este tema que cuenta la historia de los elefantes que atacaron a sus propias tropas.

Salduie

Tras una presentación donde Diego Royo demostró la complejidad del rigor histórico que está detrás de sus letras llegó el turno de Carus de Sekaiza, tema que abre el disco Belos de forma tan épica nos iba acercando al final de la noche.

Obviamente no podía faltar el himno a la ciudad rebelde, que no se dejó someter, la historia de Numancia, este tema donde de nuevo las gaitas se adueñaron del escenario junto con una demoledora línea de bajo de Daniel Galbán y que dio paso a la segunda y última colaboración de la noche, que fue la del guitarrista Manolo Parra, con quien se juntaron para brindar y festejar todos juntos al ritmo de hidromiel, tema clásico de la banda que en esta ocasión el invitado pudo llevar toda la melodía con la guitarra para deleite del público.

Sin bises ni espacio para temas de su inminente nuevo trabajo Ambaxtos, pues recordemos que este concierto cerraba la gira de su anterior disco, Salduie demostraron que el folk metal está en auge y que la historia de Celtiberia aún puede generar pasiones.

Salduie

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte