Crónica y fotos: Distilled, Efecto Lucifer y Copper Age en la Sala Musik

Este fin de semana asistíamos a otra avalancha de conciertos en Murcia, una agenda que te hace romperte la cabeza y el corazón para poder decidir en a qué concierto asistir y a cual no. Empezábamos viernes por partida doble en el Garaje Beat Club con The Electric Alley y Moody Sake en la sala principal y Le Mur, Osezno y Anima en la sala Roots del mismo Garaje. Mientras que sábado nos encontrábamos con el Deseo Metal Fest y Distilled, Efecto Lucifer y Copper Age en la Sala Musik.

Yo el sábado lo tenía claro, las ganas de escuchar en directo el nuevo trabajo de Efecto Lucifer eran bestiales, a Copper Age los había visto hace poco en su concierto junto a Munmira, pero siempre son una apuesta segura y Distilled suenan genial en directo, así que no había dudas.

La noche empezaba a ritmo de metal con un estilo más alejado de los dos grupos que vendrían después. Distilled siguen presentando en directo Dark Throne, su primer trabajo de estudio, del que nos dejaron temas como Run for your Life o Destroy your Throne, junto a otros como Figth to the end o Dancing Death. Una vez más, animaron al público con un par de versiones, ambas de System of a Down; Chop Suey, con la que terminaron, y Toxicity, que desde mi punto de vista clavaron.

Distilled
Turno para Efecto Lucifer que presentaban por primera vez en la capital murciana Cadáver, su nuevo trabajo de estudio publicado este mismo año. Hace aproximadamente un año que vi al grupo por primera vez en directo y eran muchas las ganas de repetir la experiencia. Además de disco, el grupo presentaba Sangel Toledo, nuevo batería del grupo tras la salida de Jesús Puche por lo que eran muchas las novedades que nos traían los chicos de Yeatle.

Zapan, a modo de introducción, dio paso a temas como Siembra o Gente Tóxica, ambas pertenecientes a su último disco. La sala Musik estaba sonando realmente bien además, los tonos ocres casi desérticos de su decoración nos facilitaban el transporte hacia los áridos territorios a los que nos guiaban los riffs de Sergio Ortuño.

Como debe ser, los temas ganan mucho en directo, tanto en los más cañeros, como en los más intimistas. Durante la magnífica versión de Helter Skelter nos hicieron corear el estribillo casi hasta la extenuación, haciéndonos parte del espectáculo. Para el final dejaron Cadáver y el recuerdo a aquel primer trabajo homónimo (Efecto Lucifer, 2013) con Todo no tiene un precio. Muy buen concierto, en el que disfrutamos de un grupo compacto y que sabe lo que hace.

 

Efecto Lucifer
Al contrario que los dos grupos anteriores, a quienes disfrutaba en directo por segunda vez, a Copper Age ya estoy perdiendo la cuenta de las veces que los he visto en el último año y puedo confirmar, sin lugar a dudas que éste concierto ha sido uno de los mejores si no el mejor. Lo de este joven trío es impresionante, tienen todo lo necesario para llegar lejos: buenos temas, buenos músicos y sobretodo actitud. Los mires por donde los mires, son una apuesta segura.

El grupo hizo un repaso a sus trabajos publicados hasta la fecha, comenzando con temas como Jinete o Carne cruda de sus primer trabajo III, hasta temas del trabajo que publicarán el próximo año. Para mí, la gran sorpresa de la noche fue Señores del Este, tema que tocaban por segunda vez en directo y que puso patas arriba la sala, con gran parte del público coreando su estribillo.

Un concierto con mucho stoner, pero también metal y algún que otro riff de blues salidos de la guitarra de Fernando, que nos demuestra una vez más su versatilidad a las seis cuerdas.

Nos acercamos al final del show con Proyecto 24, un tema instrumental de casi 24 minutos reducido para la ocasión y con su ya mítica Monetes del Espacio que puso el broche de oro a otra noche en la que el rock murciano volvió a sacar músculo.

 

Copper Age

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.