spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Death metal: 10 discos de 1991 que cambiaron el género

10 discos fundamentales de death metal de 1991

A finales de los 80 la escena del metal vivió una gran renovación. Mientras que los estilos que reinaron el panorama de esta década entraban en decadencia y el interés de la juventud se dispersaba hacia otros estilos como el grunge, en varios puntos del mundo cientos de jóvenes decidieron expandir el sonido y la brutalidad del thrash metal. Así fue gestándose el death metal. Hace justo 30 años la «bestia» explotó. Aquí os dejamos una lista con 10 de los mejores discos de death metal de 1991. 

DEATH-HUMAN

Chuck Schuldiner es posiblemente el nombre más representativo del death metal. Desde su época en su banda Mantas, Schuldiner buscó nuevas formas musicales cada vez más bestias y contundentes y situó a Florida como epicentro de. Tras algunas demos y mucho trabajo consiguió, en 1987, lanzar el primer gran disco del death metal. Junto a trabajos de gente como Possessed o Dark Angel, Scream Bloody Gore fue el faro que guio a una generación de músicos de Metal Extremo. La consolidación del estilo y del grupo llegó con Leprosy y Spiritual Healing.

Con Human, en 1991, llegó la complejidad y la experimentación. Schuldiner, acostumbrado ya a cambiar de formación, compuso el disco junto a Paul Masvidal y a Sean Reinert, de la banda Cynic, y el gran bajista Steve DiGiorgio. Un álbum progresivo, virtuoso y emocionante, con temas introspectivos y experimentales. Difícil expresar con pocas palabras todo el universo de este Human.

PUNGENT STENCH- BEEN CAUGHT BUTTERING

Este año se lanzó, mediante la entonces incipiente productora Nuclear Blast, el disco Been Caught Buttering de la banda Pungent Stench. El power trío austriaco liderado por el vocalista y guitarrista Martin Schirenc, alias Don Cochino, consiguió convertirse en una de las bandas de referencia dentro de la escena del death metal centroeuropeo gracias a este disco, su segundo LP. Una peculiar propuesta llena de referencias gore, mucho humor negro y un estilo pesado con riffs lentos y reminiscencias del doom metal clásico. La portada, una fotografía de Joel-Peter Witkin de dos cadáveres besándose, es tan icónica como el resto del disco.

 ENTOMBED- CLANDESTINE

No es fácil continuar en una senda exitosa después de lanzar una obra maestra. Pero en 1991 los entonces chavales de Entombed aún estaban muy frescos y tenían mil cosas que decir. Tras haber cambiado el rumbo del metal extremo para siempre con su debut Left Hand Path, los suecos apostaron por exprimir ese sonido corrosivo y penetrante, y lanzaron con Earache Records Clandestine. El tono de las guitarras es una proeza del Sunlight Studio, y 30 años después aún sigue imitándose. Al igual que su predecesor, en mi humilde opinión, no tiene ningún tema malo. Un disco rompehuesos con una fuerza descomunal y un surtido rítmico impresionante.

DISMEMBER- LIKE AND EVER FLOWING STEAM

En 1991 el death metal sueco ya andaba desarrollándose en su plenitud con bandas como Entombed, At The Gates o Unleashed. Estocolmo y Gotemburgo se habían convertido en los epicentros de un movimiento musical floreciente que se separaría estilísticamente de los grupos estadounidenses para crear una visión particular del género. Like an Ever Flowing Steam, el debut de Dismember, se convirtió en uno de los mejores y más paradigmáticos álbumes del movimiento.

Un disco que en media hora destruye todo a su paso. A la pesadez de unos riffs muy simples se unen pasajes muy melódicos y transiciones ambientales. A esto hay que añadirle el toque del estudio Sunlight, un zumbido guitarresco conseguido con el pedal Boss HM-2. El sonido de Estocolmo por excelencia.

IMMOLATION- DAWN OF POSESSION

En Nueva York, lejos de Florida, donde de verdad se estaba moviendo lo grande del
metal extremo, nació en 1986 la banda Immolation. Unas cuantas demos les sirvieron para alcanzar a firmar un contrato con Roadrunner Records, discográfica neoyorquina que en los 90 colaboró con artistas de la talla de Sepultura, Type O Negative, Suffocation o Machine Head. Con ellos lanzaron Dawn Of Posession, uno de los clásicos imprescindibles del metal extremo.

Liderados por el cantante y bajista Ross Dolan, y la guitarra de Robert Vigna, Immolation crea en 10 temas un sonido complejo y cacofónico, con riffs de guitarra disonantes y baterías rápidas y muy elaboradas. Dolan vomita en las letras consignas anti-religiosas y anti-cristianas que acabarían por ser uno de los leitmotiv del género. Este trabajo influyó sobremanera en los artistas más extremos que los sucedieron, que soñaban con emular esta maraña musical compuesta por riffs frenéticos y cambios de ritmo constantes.

MASSACRE- DAWN OF ETERNITY

En 1991 Massacre lanzó el clásico instantáneo From Beyond, un disco muy thrasher, muy acelerado, pero con predominio de elementos característicos del death metal. Pese a ser este su debut, la agrupación ya sabía lo que era lanzar un disco histórico: Rick Rozz, guitarrista, junto con el bajista Terry Butler y el baterista Bill Andrews, grabaron junto a Chuck Schuldiner el ya mencionado Leprosy, de Death, en 1988. A las voces se unió Kam Lee, otro antiguo miembro de Death.

UNLEASHED- WHERE NO LIFE DWELLS

Where No Life Dwells fue el debut de Unleashed, la banda que formó el bajista y cantante Johnny Hedlund después de salir de Nihilist, el embrión de lo que se convirtió en Entombed. El disco se convirtió desde su lanzamiento en uno de los buques insignia del death metal sueco junto a otros trabajos mencionados en este artículo. Unleashed comenzaron con este álbum una carrera marcada por un estilo muy personal que se acercaría, a partir de 1991, a la estética vikinga que aún mantienen hoy en día.

ASPHYX- THE RACK

El movimiento del metal extremo de los años 90 tuvo en los Países Bajos a dos de sus máximos representantes. En 1989 Pestilence revolucionó el death europeo con su Consuming Impulse. Un par de años después Martin van Drunen, voz y bajo de Pestilence, abandonó el grupo para unirse a Asphyx. En 1991 lanzaron su primer LP, que los pondría en el mapa de la música extrema. El álbum The Rack es una apisonadora sonora. Con temas lentos y pesados, Asphyx logra unos ambientes abrasivos y asfixiantes ineludibles para cualquier amante del género.

CARCASS- NECROTICISM- DESCANTING THE INSALUBRIOUS

Tras sentar las bases del grindcore a finales de los 80 con Reek of Putrefaction y Symphonies of Sickness, Carcass quiso pulir más su estilo y elevarlo a la categoría de “técnico”. Así nació este disco. Con la primera escucha puede notarse el progreso de la banda en todos los elementos, algo que no gustó en su día a los aficionados más puristas del estilo sucio de los inicios. Las letras ya no se quedaban solo en el gore, sino que mezclaban el humor negro y la crítica política. El trabajo instrumental es a todas luces complejo, con líneas de guitarra disonantes, ritmos intrincados y estructuras caóticas.

Una curiosidad de este álbum es que todos los solos están bautizados con un nombre distinto al de las canciones. Algunos de ellos son de Michael Amott, nuevo miembro que entró en 1990 en Carcass procedente de la banda sueca Carnage, que aportó su particular estilo a la mezcla.

MORBID ANGEL- BLESSED ARE THE SICK

Otro de los discos dorados de este año. Una situación similar a la ocurrida con Entombed: la difícil tarea de encadenar dos obras maestras. Con Altars of Madness, del año 1989, Morbid Angel despuntó con un endiablado disco que los colocaba entre los conjuntos más punteros en el mundo de lo extremo.

Dos años más tarde repitieron hazaña. Su trabajo Blessed are the Sick es un disco más maduro que el Altars, aunque para muchos esta madurez fuera pérdida de frescura. Sin olvidar lo frenético de su anterior trabajo, los de Trey Azagthoth buscaron un disco lleno de contrastes; una imprevisible montaña rusa musical donde recrearse, entre riffs y solos memorables, con cada subida y bajada de intensidad. La preciosa portada, un cuadro del pintor simbolista belga Jean Delville, escenifica pictóricamente el monstruoso contenido del álbum.

·

También puedes encontrar más artículos sobre discos de 1991 aquí

 

Borja Quiles Morán
Borja Quiles Moránhttps://zapparingo.medium.com%20
Con callos en los oídos. Estudio Periodismo, toco la guitarra, veo pelis y hago unos cuantos podcasts. Metal, jazz y flamenco, cuanto más oscuro mejor.

Otras noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

11,839FansMe gusta
6,839SeguidoresSeguir
2,283SeguidoresSeguir
264SuscriptoresSuscribirte