Reseña de «Norwegian Gothic» de Ärabrot (2021)

En enero de este año, sacaron un EP sorpresa y al poco tiempo anunciaron su nuevo disco titulado Norwegian Gothic en abril de este mismo año lanzado por el sello Pelagic Records. Me he limitado a destacar cada uno de los momentos que más me han gustado del álbum y de alguna forma han captado mi atención. Mi idea aquí no es desglosar tema por tema sino hablar de posibles influencias, el proceso creativo del disco y comentar mis partes favoritas del mismo.

¿Qué nos podemos esperar de los noruegos?

Caracterizados por su peculiar mezcla de sludge metal y noise rock difícil de encasillar que ha logrado perturbar y confundir a todos sus oyentes. Su vocalista nos comenta que este disco es el culmen de todos los trabajos que ha compuesto la banda en sus 20 años de carrera.

La inspiración les viene de todas las influencias que han ido tomando de la iglesia donde viven. ellos dicen venir del rock n’ roll pero mezclada con una pequeña pizca de la filosofía alemana y el surrealismo.

También podemos destacar todas las colaboraciones a lo largo del disco con artistas de la talla de Jo Quail, Jaga Jazzist, Motorpsycho, Ulver o Turbonegro. Tampoco podemos olvidar la producción a cargo de Jaime Gómez Arellano (Black Eyed Peas, Hexvessel, Paradise Lost u Oranssi Pazuzu).

El disco tiene gancho, melodía y un aroma muy cercano al jazz noir. Nernes, vocalista y guitarrista líder, más allá de sus gritos en trabajos anteriores, nos muestra sus dotes vocales e interpretativos contando sus historias junto a su esposa Karin Park.

Carnival of Lovees el tema que abre el disco, la voz como siempre teatral es la que toma protagonismo. En el disco hay piezas más extrañas, pegadizos y accesibles e incluso se permiten experimentar con todo lo que han ido haciendo con los años.

En The Lie deja al bajo y a la voz ser los que llevan el liderazgo del tema y da menor sensación de caos que cualquiera de los temas anteriores. 

Kinks Of The Heart y Hailstones For Rain es una narración dividida en dos partes que cuenta la historia de la banda a lo largo de sus 20 años de carrera en la que los arreglos orquestales y sintetizadores hacen presencia y le añaden grandiosidad a ambos temas.

The Voice proporciona una breve introducción que conduce a la inquietante Hallucinational que podría ser un tema de folk bastante inquietante en el que la voz de Karin Park predomina antes de que los elementos orquestales pasen a primer plano. Los interludios son conversaciones que invitan a la reflexión y conducen al siguiente tema del disco.

Deadlock adopta el sonido de los 80 con una variedad de trabajo de sintetizador e incursiones experimentales antes de volver a sorprender con otro giro aún más brusco de la nada que no terminas de entender por qué.

The Moon Is Dead es el tema que más incomoda al oyente y gracias al saxofón que está integrado para mantener alerta al oído. En el mismo videoclip de Hailstones For Rain se muestran desnudos, a Karin embarazada y simbología propia del paganismo germánico.

Podríamos definir este disco como una serie camaleónica en la que en cada capítulo está en constante cambio y adaptándose al terreno en la que más allá de la importancia de la parte narrativa da la sensación constante de intriga y misterio. 

Estaban tan empeñados en enseñarnos de lo que eran capaces de crear y mostrarnos su visión tan caótica del futuro que hacen que estemos más interesados en ellos.

“La revolución está al caer. Esto será destruido y el mundo también. Amén. Durante años he estado esperando para ponerme al día con el mundo real y gracias a Dios el virus llegó, aquí está finalmente.”

Arabrot