spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Reseña: Imperial – Soen

Imperial: Un discazo de principio a fin y una banda que dará mucho juego en la escena en un futuro no muy lejano.

Soen es una banda sueca formada en 2004 formada por Martin López, el (ex batería de Opeth o Amon Amarth) pero finalmente terminan su formación en 2010 de Steve DiGiorgio (Testament, Death y Sadus) y Joel Ekëlof a la voz. Sus cuatro discos anteriores en los que van pasando por varias etapas. El caso del primero, Cognitive, son fuertemente influenciados por Tool. En el segundo, Tellurian, recuerdan más a Opeth en el Damnation; Lykaia era un disco que seguía la estela progresiva y alternativa de Katatonia; y en Lotus encontraron su propio y característico sonido. Ahora veamos cómo se han desenvuelto con este Imperial.

Imperial es un trabajo que podríamos definir como la evolución natural de Lotus tomando elementos de Lykaia y una pequeña pincelada en los solos de Riverside que los hace sonar más novedosos junto a ese sonido limpio y contundente pero que no deja la sutileza atrás. También observamos que han repetido la fórmula de trabajos anteriores a lo largo del disco, lo que sigue siendo una fórmula ganadora.

Soen Imperial

El disco empieza con Lumerian, poderosa y demoledora, que nos deja entrever de qué pasta están hechos estos suecos. Acompañada por los arreglos de teclado y las potentes guitarras, la voz de Joel suena más elegante y “natural” que nunca. A pesar de que hayan ciertos matices que se nos puedan escapar o pasar inadvertidos, los estribillos son definitivamente memorables. Deceiver es un tema que se amolda a la brutalidad, al cambio y a la belleza; acaba suavizándose, y recordando a tiempos pasados sonando a rock más añejo. Monarch, probablemente la canción más potente del álbum, el corte donde hay más cosas que señalar y sin perder un ápice de atmósfera: es una montaña rusa hecha música. Desde las destacadas melodías vocales de Joel hasta los arreglos de cuerda de las guitarras.

Illusion nos pone en calma, nos tranquiliza; es una canción melancólica, que transmite calma, paz, dulzura y que emana de las influencias del rock progresivo de los 70’s. Con Antagonist volvemos a los ritmos rápidos, fraseos de guitarra geniales, de nuevo indicando que estamos en el ecuador del disco. Como era de esperar, tratándose de una banda que pertenece a la escuela sueca, en Modesty podemos notar esa rabia y melancolía en las guitarras y teclado pero más suavizada. Volvemos a un tema complejo y largo llamado Dissident en la que tenemos un bajo que acompaña a la voz a lo largo del tema, tomando bastante protagonismo. El disco termina con Fortune en el que Joel está pletórico y donde hace su mejor interpretación y trabajo vocal, dejándonos atónitos a todos.

Un discazo de principio a fin y una banda que dará mucho juego en la escena en un futuro no muy lejano. Soen te desquita de esa energía negativa, te ayudan a purificar y limpiar tu alma.

Otras noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

11,839FansMe gusta
6,839SeguidoresSeguir
2,283SeguidoresSeguir
264SuscriptoresSuscribirte