Reseña: Manifa – Dispara

Violines que tensan el ambiente, tambores que presagian un campo de combate, y de fondo, una armonía que podría simbolizar algo grandioso. Así empieza la intro Hartocalipsis del quinto disco de Manifa, un grupo de punk rock nacido en Bizkaia. Bajo el sello de Maldito Records, estos vascos han sacado una de sus obras más potentes, repleta de crítica social con un toque sarcástico algo único. Al igual que en sus dos anteriores discos Cristales rotos y El gran circo del rock, Manifa una vez más intenta transmitir el mensaje de su mascota y protagonista de la portada, el payaso “Harto”.

manifa-dispara

La primera canción y la que le da nombra al disco, Dispara, estalla de la nada con un pequeño solo por parte de los guitarristas (Asier y Marpe) acompañados del bajo (Josu) y la batería (Unax) dando tralla a doble pedal, calentando el ambiente al estilo más metalero antes de pasarse a un ritmo más conocido en todo el punk, del estilo de Envidia Kotxina y Segismundo Toxicómano. La voz (Mena) grita con rabia la letra de la canción mientras un arpegio de guitarra suena entre verso y verso, dando la sensación de descargar toda la munición que han ido acumulando estos años. El estribillo y el solo de la canción no solamente consiguen transmitir también toda la ira de la letra, se les nota una influencia por parte de grandes grupos del rock y metal de los 80-90.

La siguiente canción, Las revoluciones murieron, empieza con un tono algo más alegre, aunque con la misma rabia de siempre, esta canción mantiene el sonido por el que siempre se ha caracterizado a este grupo, dándoles así ese aire que tanto se asemeja a cierto payaso conocido.

El rey matatu, la tercera canción y segundo single del disco, nos cuenta la historia del rey león de la forma más original. Desde un verso a un ritmo de ska que mantiene la rabia y la velocidad del resto del disco, un estribillo contundente, a un solo que de verdad da lugar al nombre de punk rock.

El disco prosigue con Incendiaremos la noche, con una letra rebelde y una melodía motivadora, esta canción es posible que acabe arrancando más de una lágrima. Pero tranquilo, ya que Tu ídolo no te salvará ya lo dice, y es que una canción no va a cambiar nada.

El tercer single Bandera negra se encuentra el número 7 en el tracklist (la sexta canción si no contásemos Hartocalípsis, para aquellos que se saltan las intros). Tras un breve discurso del Capitan Flint (Black Sails), la música se lanza de nuevo al ataque, demostrando que Manifa es un grupo incansable y capaz de escribir letras memorables.

Infectaré tu sociedad comienza con un riff que podría ser el hijo bastardo de una canción de Black Stone Cherry que se volvió metalero. La canción cuenta con un puente en el que el bajista demuestra no ser menos que sus compañeros.

Ellas rápidamente se ha convertido en una de mis favoritas por su letra. Animo a todas las personas a escuchar esta canción con especial atención ya que trata un tema importante en la sociedad actual que no recibe suficiente voz.

El disco termina con Acción mutante tenía razón y Un mundo feliz recalcando aún más su personalidad rebelde en sus letras, con toques de ironía y locura.

El disco me ha dado ganas de volver a verles en directo, que de las pocas veces que he tenido la oportunidad nunca me han defraudado, ya que la calidad de sonido suele ser tan bueno como en el disco y el espectáculo y la diversión es asegurada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.