Reseña: +øc  –  Pandemønium

 +øc  –  Pandemønium

https://tocmusicorum.bandcamp.com/

+øc son un grupo procedente de Torrijos (Toledo) formado por Borja Martín-Andino (encargado de la batería, percusión, voces en el tema “Avide+h” y coros)  y por Óscar Moreno (a.k.a Ojo) al frente de las voces, la guitarra eléctrica y sintetizadores.

Grabado en El Purgatorio, estudio de Ojo, en Madrid, y masterizado en Atomic Garden Studios en Oakland, California por Jack Shirley. Con una preciosísima portada realizada por el estudio UYUYUY (www.instagram.com/uyuyuy_estudio/?hl=es), nos presentaban este discazo, llamado Pandemønium, el 06 de Mayo 2021.

Nos encontramos ante un álbum completamente fuera de lo común. Muy personal, engendrado por los demonios internos de estos dos músicos. Con un sonido completamente distinto a lo que comúnmente estarán acostumbrados los amantes del Rock más popular, nos topamos ante un álbum de lo que se podría denominar rock experimental (por catalogarlo de algún modo).

Genial experimento que se han marcado éstos toledanos, con un sonido áspero y letras muy personales que le dejan a uno boquiabierto. Un álbum repleto de poesía, arrancada desde las profundidades de la oscuridad más visceral. Reflejando rabia, furia y melancolía; acompañado por sonidos que recuerdan a veces a un rock experimental muy crudo, casi punk, con toques drone y noise, pero sin menospreciar la melodía.

El redondo comienza con “Contrabandistas”, abriendo con un sonido de campanas de iglesia lejanas, para romper con guitarras ásperas y una batería brutal. La voz de Ojo, a veces profunda, a veces casi rota; a medida que avanza el tema se escucha aún más rabiosa, agresiva y desesperada.

Comienza lenta “Torsión”. En esta ocasión, nos dan algo de respiro después del torbellino del primer tema. Esta preciosa “balada” amarga y castiza a más no poder, nos deja esa sensación de melancolía agridulce con letras como:

“EL ALIVIO NO VENDRÁ POR SU PROPIA VOLUNTAD. Y SI LO HACE, SERÁ ÚNICAMENTE POR COMPASION”.

(Sí, he dicho “castiza”, no ha sido un error tipográfico).

“SOLO TE DESANGRARÁS COMO UN CERDO EN MATANZA”

Continua el disco con “El Que Quiera” con la batería como protagonista encargada de abrir el tema,  seguida de la voz de Ojo, para ser correspondida por la guitarra furiosa y dañina. Una de mis canciones favoritas del disco. Un tema oscuro y crudo donde sacan todos sus demonios a bailar en la verbena.  Acaba con la batería y guitarras rugiendo a lo bestia y finalizan clamando:

“EL QUE QUIERA, EL QUE QUIERA. EL QUE QUIERA,  QUE SIGA A TIENTAS, Y EL QUE NO, QUE PARE EN SECO”

Algo más calmada comienza “Inocencia”, otro de mis temazos favoritos de este álbum. La voz profunda clama:

“INOCENCIA, A TI ME DIRIJO”.

Parece ser una oración de desesperanza dirigida a una personificada inocencia. La melodía del estremecedor estribillo se abre paso acompañada por el sonido de la voz que parece disiparse en ecos lejanos. En mitad de la vorágine de guitarra y batería, unas trompetas nos escoltan hasta el final como si de una pompa fúnebre se tratara.

Otro de los temas que más me gustan se abre paso ahora: “Credø”. Cuando parecía que ya no podían sorprendernos más, se marcan una oscurísima versión del Credo cristiano al estilo +øc. Esta particular oración comienza rezando:

“CREO EN EL DOLOR, PADRE, TODOPODEROSO”.

En este corte la voz se muestra aún más grave y nos sumerge en una especie de trance.

Como a la mitad del tema la atmósfera cambia muy despacio y las melodías se tornan más melancólicas y lúgubres. La voz ya no hace acto de presencia y ahora son las guitarras desencantadas y la batería descarnada las que nos invitan a seguir el camino pedregoso y seco de este disco increíble. Y poco a poco el sonido nos mece y nos lleva al final, hasta que el tema muere lentamente; para revivir de nuevo en el último minuto con un último aliento furioso.

“La Sosa” da comienzo ahora; lenta y con acordes que podrían recordar a la música española tradicional, aunque por supuesto con la aspereza y lobreguez propia de esta banda; es acompañada por una batería desbocada. Como en el tercer minuto, todo se para; y batería y guitarra de nuevo rugen al unísono. Todo se detiene a intervalos, como si de relámpagos se trataran, y el estruendo vuelve a aparecer y desaparecer dejando ecos lejanos. Aquí dan rienda suelta a la experimentación y nos dejan con un sabor extraño y amargo y como se dice en mi pueblo “con el culo torcido”.

Llega el turno de “Avide+h”, una canción en la que la protagonista es sólo la voz. En esta ocasión  la voz corre a cargo de Borja, dando vida a un precioso poema (Avidez) de Antonio Martín-Andino (El fondo del desvelo, 2010).

“SOLO SOY EL VIAJERO DE LA ESCARPA

QUE CAMINA A LA ENTRAÑA DEL INFIERNO

Y EN LAS FOSAS RESECAS VA BUSCANDO

EL LENGUAJE SECRETO DE LOS MUERTOS”

“El Templo” comienza lento, inquietante y lóbrego. El más oscuro de todos los temas del disco, perfecto para cerrar el círculo. La letra es la más sombría y amarga de todo el álbum y así la acompañan los sonidos que la enmarcan, como si fuera una extraña y terrible procesión. De nuevo hacen gala de experimentación y progresión al servicio de la amargura.

Después de este viaje por campos desolados y paisajes áridos y oscuros, nos queda sólo sentarnos en una piedra a descansar y volver a recorrer el camino, con los pies doloridos y los zapatos llenos de polvo y espinas.

Un disco sacado de las esquinas más recónditas de los adentros de éstos dos músicos que nos muestran un paisaje sonoro fuera de lo común. Repleto de sonidos experimentales y oscurísimos que nos transportan a una tierra áspera y valdía. Brutal.

 

Carina
Apasionada de la música rock y metal, abarcando todos los subgéneros, con especial predilección por los sonidos más oscuros.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte