Música Murciana en Cuarentena: Antonio Elzaurdia (Doble Esfera)

Música Murciana en Cuarentena: Antonio Elzaurdia (Doble Esfera)

Presentación

Antonio Elzaurdia – Guitarrista de Doble Esfera

antonio-elzaurdia

¿Cómo está afectando la situación actual a tu profesión / proyectos musicales?

Antes de nada me gustaría enviar un abrazo muy fuerte y mi solidaridad a los familiares de los fallecidos por coronavirus, que ahora mismo todavía es el principal drama de la situación, y a los profesionales sanitarios y de otros campos que trabajan duro para que esto se solucione cuanto antes.

En cuanto a Doble Esfera esto nos ha afectado de forma considerable, no ha podido llegar en peor momento. Acabamos de publicar nuestro nuevo disco en febrero y ha cortado toda la promoción del álbum y la gira. Justo en marzo actuábamos en Madrid, Barcelona y Sevilla, tres conciertos importantes en los que habíamos invertido tiempo y dinero y todo se ha venido abajo.

Además, después de bastantes años luchando en la escena, precisamente ahora el grupo estaba creciendo a nivel nacional y este parón nos ha venido muy mal. Y menos mal que nosotros no vivimos de Doble Esfera, porque si no hubiera supuesto una debacle aún mayor. Pero bueno, estamos sobreponiéndonos y durante estos dos meses hemos estado moviendo al grupo en redes y medios y maquinando en diversos frentes para el futuro cercano, que a pesar de todo se nos presenta apasionante. ¡¡¡¡La Esfera no deja y no dejará de rodar!!!!

¿Crees que la industria musical es el colectivo olvidado en estado de crisis? ¿Por qué?

Sí, de momento es uno de los colectivos más olvidados. Desde luego los promotores de conciertos, las salas y los grupos profesionales que viven de esto deben ponerse a reclamar soluciones urgentes al Gobierno porque el descalabro puede ser considerable. Sabemos que es una situación inimaginable, muy difícil y que ha pillado a todo el mundo desprevenido, pero al igual que hacen otros sectores hay que buscar soluciones con el Gobierno.

Y además los promotores individuales y más humildes son los que más pueden sufrir y pueden ocupar su lugar multinacionales y grandes conglomerados, que tendrán más riñón para aguantar el tirón, al igual que en otros sectores. Y muchas salas corren el riesgo de desaparecer.

En cuanto al por qué es que en general el sector musical es uno de los grandes olvidados siempre. Parece que no es un sector básico, pero imaginad cómo sería la vida sin música!!!!!

¿Piensas que, dentro de todo lo negativo que supone la cuarentena para la industria musical, se puede sacar algo positivo de esta situación?

Ahora mismo es difícil pensar que de esto el sector musical puede sacar algo positivo, por lo menos como está montado ahora. Esta situación con medidas especiales para relacionarnos va a durar tiempo y mientras dure el entretenimiento y la cultura se van a ver muy afectados.

Seguramente, como en otras etapas de la historia, de la necesidad surgirá la virtud y surgirán otras formas de hacer las cosas y avances que con el tiempo puedan venir bien. Y también los grupos y profesionales que sepan cómo preparar bien la vuelta y sean solventes económicamente pueden salir beneficiados.

¿Crees que esta crisis cambiará de alguna manera la industria musical o todo seguirá igual cuando pase esta situación?

Yo creo que en general el mundo puede cambiar después de esto, tanto a nivel económico y político como a nivel socio-cultural, así que la industria musical supongo que lo mismo. De todas formas esto ya es muy difícil de asegurar… dependerá del tiempo que dure ésto, de si la debacle económica que se avecina es tan dura finalmente o no, o incluso si lleva aparejada a medio plazo el cambio de regímenes políticos en algunos países.

Cuanto más dure la crisis sanitaria más dura será la caída y más cambios puede haber. Si todo se resolviera rápido pues todo seguiría casi igual… el tiempo lo dirá. Y de todas formas estos cambios no creo que pasen de forma drástica, sino en el plazo de varios años. Ojalá todo cambiara a mejor en todos los ámbitos.

¿Qué medidas crees que se podrían tomar, tanto desde el gobierno como desde la propia industria, para que ésta se recupere lo antes posible?

En relación con la industria el Gobierno debería pensar que hay muchos profesionales en el sector que lo pueden pasar muy mal y desaparecer y tienen que apoyarlos. Y los profesionales del sector, especialmente los que tienen más fuerza, deben hablar con el Gobierno y demás instituciones y actores políticos para buscar soluciones, para que una vez pase lo más difícil la música pueda estar otra vez en la calle y en las salas. Al principio tomando medidas especiales de prevención, controlando los aforos…, pero el miedo no puede paralizar la vida. Parece que de momento es la idea que se manjea y desde este verano podremos disfrutar de algunos espectáculos minoritarios, siempre con responsabilidad y prudencia.

Muchas gracias por tu tiempo. ¿Quieres dejar algún mensaje o una reflexión final?

Me gustaría decir que nos jugamos mucho estos días. En primer lugar tenemos una urgencia sanitaria que estamos resolviendo, intentando que fallezca el menor número de personas posible, y en segundo lugar tenemos una urgencia socio-económica en la que España y Europa deben estar a la altura. También deberíamos aprender de esto y reforzar el sistema sanitario público en lugar de esquilmarlo como los últimos años, y ser un país con capacidad industrial y tecnológica para estar mejor preparados frente a adversidades futuras de este calibre.

Además, una reflexión:  tenemos que pensar que estas medidas tan duras son totalmente excepcionales por una urgencia muy grave, pero el miedo no nos puede hacer perder el rumbo de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución. En ocasiones recientes, hemos visto esta pérdida inicial de derechos fundamentales por algo necesario, pero lo malo es el precedente que crean y la posibilidad de rebajar el listón en casos posteriores. En mi opinión, desde el 11-S los derechos y libertades se están reduciendo poco a poco sin darnos cuenta y lo estamos asumiendo como algo natural y es muy peligroso, con interpretaciones cada vez más restrictivas de los mismos. El miedo a posibles virus en el futuro, como el miedo a atentados terroristas, no puede hacer que derivemos hacia la pérdida paulatina de estos derechos y libertades. Como dijo estos días el sociólogo César Rendueles en un artículo muy interesante de El País titulado La tormenta perfecta de autoritarismo: “Pensar que los derechos civiles son para cuando nos los podemos permitir es sencillamente no creer en los derechos civiles”.

Por último me gustaría añadir que aunque el optimismo colectivo a veces es complicado porque la situación que viene es dura, nunca hay que perder el optimismo individual y trasladarlo a los tuyos, a tu familia, a tus amigos, a tu grupo de rock, a la escena del rock n’roll… de abajo a arriba, poner nuestro granito de arena y colaborar en lo que se pueda para salir adelante.

Que ruede la Esfera, que ruede el rock n’ roll… y que ruede la vida!!!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.